La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) señaló que al finalizar el primer trimestre del corriente año los países de la región recuperaron en promedio alrededor del 58% del total de los empleos que se perdieron durante la crisis generada por la pandemia del coronavirus en 2020.

En el informe titulado “La paradoja de la recuperación en América Latina y el Caribe”, el organismo de Naciones Unidas proyectó que en todo 2021 la tasa de participación laboral (porcentaje de personas en edad activa que buscan trabajo) se incrementará 3,4 puntos porcentuales, al pasar del 57,7% en 2020 al 61,1% en 2021.

De cumplirse este pronóstico, los hombres recuperarían niveles de participación similares a los que registraban antes de la crisis, mientras las mujeres alcanzarían tasas en línea con las existentes en 2006 (49%).

Esta situación, sumada al lento incremento en los niveles de empleo, aumentaría la tasa de desocupación promedio en la región del 10,5% al 11% entre 2020 y 2021, siendo nuevamente las mujeres las que se llevarían la peor parte ya que su tasa de desempleo sería del 12,7%.

Al respecto, Cepal observó que “muchas mujeres que perdieron el empleo en 2020 no han vuelto a buscarlo debido a la sobrecarga de las demandas de cuidados en los hogares en un contexto de cierre de establecimientos educativos e importante reducción o carencia de servicios de cuidados”.

“Las mujeres han estado en la primera línea de combate a la pandemia, ya que representan el 73% del total de quienes trabajan en el sector de la salud. Además, las cuarentenas, el cierre de escuelas y el aumento de personas enfermas profundizaron las presiones sobre las mujeres respecto de los cuidados remunerados y no remunerados, en un contexto en el que ya dedicaban tres veces más tiempo que los hombres a estas tareas”, agregó el organismo.

(Télam)