El año pasado se certificaron 132 mil toneladas de producción orgánica y la cosecha aumentó 20% respecto a 2019, con 84.328 hectáreas de cultivos orgánicos, de acuerdo con datos del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa).

En ese marco, la superficie bajo seguimiento para producción orgánica creció y alcanzó los 4,4 millones de hectáreas, la mayor de los últimos 20 años, informó el organismo público en un comunicado.

Del total de 132 mil toneladas de productos orgánicos certificados, el 97% (128,6 mil) tuvieron por destino la exportación, siendo los principales mercados de destino la Unión Europea y Estados Unidos.

En la comparativa por productos, se observó que el mayor volumen de exportaciones lo conformaron nuevamente cereales y oleaginosas (trigo 2.859 toneladas y soja, 13.814), frutas (pera 24.271 toneladas y manzana, 12.927), hortalizas (ajo) y productos industrializados (azúcar con 18.741 toneladas y vino, 10.455).

Además, en 2020 se sumaron el jugo concentrado de manzana, el arándano (5.424 toneladas y los arroces blanco e integral (6.481 y 3.573 toneladas, respectivamente).

Por último, el Senasa resaltó que "los 1.343 establecimientos primarios orgánicos en todo el país existentes en 2020 muestran una recuperación sostenida desde el año 2015 en la cantidad de emprendimientos dedicados a esta actividad".

El informe que elabora el organismo público desde 1998 tiene por objetivo brindar un panorama del sector orgánico en el marco de la Ley 25.127 (de producción ecológica, biológica u orgánica).


(Télam)