Representantes sindicales y del sector empresario le expresaron hoy al ministro de la Producción y Trabajo, Dante Sica, el apoyo -no exento de reparos- al acuerdo de libre comercio que alcanzó el Mercosur con la Unión Europea.

Durante la reunión Sica aseguró que el acuerdo "es importante porque empieza a marcarnos un rumbo" el cual "es fundamental para la inserción de nuestro país al mundo".

El pacto "nos da un lugar de llegada, tenemos que construir juntos los caminos para encontrar la mejor manera de llegar”, dijo Sica a través de un comunicado luego del encuentro con dirigentes de la CGT, la CTA, y de distintas entidades empresarias como la Cámara Argentina de Comercio y Servicios, CAME, la Bolsa de Comercio, la UIA, la Asociación de Bancos y entidades rurales, entre otros.

Por su parte el secretario de la CAC, Mario Grinman, explicó que "el encuentro estaba pautado dentro de la labor de la Comisión de Diálogo Social Tripartito, integrada por el Gobierno, la CGT, empresarios y la OIT, para hablar sobre el futuro del trabajo, pero era lógico que se analizara el acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea".

"Todavía no hemos accedido a la letra chica del documento, pero el acercamiento es positivo, porque nos permite acceder a un mercado de 800 millones de potenciales clientes, muchos de los cuales tienen alto poder adquisitivo", explicó Grinman.

Apuntó a que un acuerdo de esta magnitud "obviamente requiere de análisis posteriores y hay que tomarlo con calma. Es cierto que puede generar incertidumbre en algunos sectores pero esta oportunidad hay que aprovecharla para poder transformarnos en un país competitivo".

"Hay que ser realista, hasta que el acuerdo pase las aprobaciones de los congresos, estimamos que vamos a transitar mínimo año y medio. Es decir, que tenemos el tiempo suficiente para realizar los aportes y que lo que se termine firmando sea cumplible y beneficioso para todos los argentinos", dijo el representante de la CAC.

Por su parte el secretario de Relaciones Internacionales de la CGT, Gerardo Martínez, afirmó que "preocupa como todo acuerdo" y apuntó que "está el desafío de que se transforme en una ventaja para los intereses de la Argentina".

El además secretario general de la UOCRA advirtió que "nadie regala nada en este mundo global, por lo tanto el desafío es defender la cultura de trabajo y cómo generamos nuevos empleos, sin perjudicar los existentes".

Martínez consideró que la reunión "jerarquiza el debate y el dialogo social y la oportunidad de analizar problemas que se presentan en el desarrollo productivo, ante la crisis y la recesión económica ya que estamos todos preocupados por la realidad que enfrentamos".

En tanto, el presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Miguel Acevedo, señaló que la entidad "esta de acuerdo en la apertura y nadie se opone a eso en el largo plazo" y agregó que en la reunión "empezamos a ver la letra chica del acuerdo sector por sector".

"Nuestra posición es muy cauta, tenemos diez años para ajustarnos y estar a la altura de la Unión Europea para poder venderle y comprarle", aceptó Acevedo.

Por el sector sindical también participaron del encuentro Horacio Meguira y Ricardo Peidro (CTA Autónoma); Sergio Sasia (Unión Ferroviaria); Andrés Rodriguez (UPCN); Roberto Fernández (UTA) y Sebastián Maturano (La Fraternidad). (Télam)