La empresa pública Dioxitek concretó la primera exportación de curies (Ci) de cobalto-60 a la firma canadiense Nordion, que significó la mayor y más importante venta al exterior desde la creación de la compañía hace 25 años, y que posiciona a la industria nuclear argentina como proveedora a nivel global.

Dioxitek es una compañía estatal con participación accionaria de la Secretaría de Energía (51%), la Comisión Nacional de Energía Atómica (48%) y el Gobierno de la Provincia de Mendoza (1%).

Entre otras funciones, suministra el dióxido de uranio para la fabricación de los elementos combustibles para las centrales nucleares.

La compañía informó que en septiembre suscribió un acuerdo con la canadiense Nordion, perteneciente al grupo Sotera Health Company, para la exportación de un total de 2.000.000 de curies (Ci) de Cobalto-60 en 2021.

El curio/curies es una unidad de actividad radiactiva, nombrada así en homenaje a los físicos y químicos Pierre y Marie Curie.

Como parte del convenio, se concretó esta semana el primer envío de 1.300.000 de Ci, con destino a Ontario, volumen que se completará en los próximos meses con otro cargamento de 700.000 Ci.

Click to enlarge
A fallback.

Los rayos gamma emitidos por Cobalto-60 se utilizan en los procesos de esterilización e irradiación para las industrias de dispositivos médicos, farmacéutica, seguridad alimentaria y materiales de alto rendimiento, entre otras aplicaciones además de la energética.

Este convenio, aseguraron desde la empresa, "reafirma las potencialidades de la industria nuclear argentina en el marco de la prioridad que da el Gobierno nacional al desarrollo del sector" y "la posiciona a nivel global generando otro aporte en el ingreso de divisas al país".

La calidad del producto exportado "da cuenta de la excelencia de los productos fabricados con tecnología propia y mano de obra local altamente especializada, aprovechando en este caso un insumo crítico, el Cobalto, subproducto de la Central Nuclear de Embalse, Córdoba".

Por su volumen de exportación, la operación es la mayor y más importante desde la creación de Dioxitek por el Poder Ejecutivo Nacional en 1996 y constituye también un récord por el precio obtenido, lo que permitirá a la empresa incrementar la inversión en tecnología.

Los proyectos de la compañía están orientados al desarrollo de su planta de fuentes selladas, la compra de equipamiento a nivel local -con sustitución de importaciones- y la concreción de otras inversiones proyectadas en la unidad de negocio de Cobalto.

El envío se realiza en contenedores F-231 tipo B (U), provistos por Nordion, cumpliendo con normas de calidad ISO 9001 que garantizarán todos los requerimientos de seguridad tecnológica y seguridad física, tanto en el traslado del material como en la calidad de las cápsulas que se exportan.

La preparación de los contenedores para el despacho por vía marítima se realizó en la planta de la empresa estatal, ubicada en el Centro Atómico de Ezeiza.

La empresa canadiense que adquiere el producto se dedica a la manufactura de sistemas de irradiación y al suministro de Cobalto 60 para las industrias médica, alimenticia y afines, a través de aplicaciones innovadoras que realizan la esterilización e irradiación de distintos productos.

Junto a Sterigenics, del mismo grupo Sotera, Nordion se cuenta entre las empresas más importantes en la comercialización de esta tecnología a nivel mundial, siendo líder en el negocio del segmento.

A la vez, Dioxitek informó que prosigue negociando con otros clientes importantes del sector para poder materializar las próximas ventas y entregas de fuentes selladas de Cobalto-60. (Télam)