El gobernador de La Rioja, Ricardo Quintela, junto a los secretarios de Industria, Ariel Schale, y de la Pequeña y Mediana Empresa, Guillermo Merediz, inauguraron hoy en el parque industrial local una nueva unidad productiva de laminación en la fábrica textil y de confección de la empresa Colortex.

La nueva unidad producirá bajo la marca Bullet Stopper, empresa de la firma Colortex, y esto surge a partir de una necesidad del abastecimiento de tejidos para el mercado de seguridad, especializándose en tejidos antibalas e ignífugos para el sector defensa.

El proyecto fue financiado por el Programa de Desarrollo de Proveedores (Prodepro), por iniciativa del Ministerio de Desarrollo Productivo que busca potenciar los proveedores nacionales en sectores estratégicos para impulsar la industria.

Quintela dijo en la oportunidad que “la mayor importación que hace Argentina son chalecos antibalas, y hoy La Rioja va a abastecer a la República Argentina”.

“Este año se generaron cerca de 2.000 puestos de trabajo en el Parque Industrial y prevemos que en los próximos meses se creen 600 puestos más en la provincia”, señaló finalmente el gobernador riojano.

El secretario de Industria, Economía del Conocimiento y Gestión Comercial Externa, Ariel Schale, a su vez manifestó que al asumir la actual gestión "el Parque Industrial estaba muy mal y hoy se lo ve generando inversiones, trabajando al 100%, generando empleo”.

“Esto tiene que ver con la política industrial que volvió al país de la mano de la convicción de nuestro Presidente" Alberto Fernández, destacó al señalar también que “hace 21 meses que la industria no para de crear puestos de empleo, y ya creó más de 70 mil puestos con la política industrial y federal".

La nueva línea de laminado que se inaugura va a permitir fabricar nuevos productos orientados a la política industrial de la defensa y seguridad, un textil aplicado básicamente para las fundas y chalecos antibalas, todos productos que Argentina importaba hasta hoy.

Merediz, por su parte, destacó que en la jornada pudieron recorrer "empresas de distintos rubros que cuentan con un denominador común: todas tienen proyectos de expansión para seguir creciendo"

"Entregamos créditos a 7 empresas por $500 millones" resaltó el secretario Pyme en su cuenta de Twitter, al anunciar que además, el gobierno "duplicará esta línea ampliándola con otros $500 millones para nuevos proyectos estratégicos riojanos".

Finalmente, el ministro riojano de Trabajo, Empleo e Industria, Federico Bazán, explicó que “la sustitución de las importaciones es un respaldo de cada nuevo puesto de trabajo”.

“Colortex tuvo muchos problemas. Hoy las máquinas trabajan al 100% con apoyo de Nación y provincia. Hace un tiempo no podían pagar los sueldos, tenían 250 empleados y hoy llegan a los 350 empleados. Esperamos para diciembre llegue a los 400. También trabajan de manera efectiva jóvenes por la inserción laboral del Programa “Empleo Joven”, remarcó finalmente Bazán.

Jorge Karagozlu, gerente de Colortex, a su vez indicó que “Bullet Stopper, unidad de negocio dentro de Colortex abastece el 80% del mercado de paneles balísticos para el parque automotor, y sólo existen 3 ejemplares de la nueva unidad operativa que se incorpora a la fábrica, y una está en La Rioja”.

“Con esta máquina de última generación podemos tener una versatilidad tal que podemos abarcar distintos mercados, permitiendo procesar los tejidos técnicos que logramos aquí en distintos tipos de soluciones” dijo el empresario para finalizar.


(Télam)