El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) recortó hoy la estimación de producción de soja en 700.000 toneladas para las zonas productoras de ese país, con una proyección de 120,4 millones de toneladas, lo que determinó una importante alza en los precios de la oleaginosa en el mercado de Chicago.

De esta manera, la dependencia oficial se ubicó lejos de las 121,1 millones de toneladas récord que estimó en su informe de octubre y más aún de lo que esperaba el mercado, que estimó inicialmente un aumento de 900.000 toneladas hasta las 122 millones.

De esta forma, la oleaginosa cotizaba pasada la media rueda a US$ 443,49 la tonelada en Chicago, con una suba de 2,4%, según la consultora FyO.

Además, el informe del USDA incrementó los stocks finales de Estados Unidos en 600.000 toneladas por una baja en la previsión de exportaciones.

De todas maneras, este aumento se ubicó 600.000 toneladas por debajo de lo que esperaban los operadores, que proyectaban una mejora de 1,2 millones de toneladas.

En lo que respecta a la Argentina, el USDA estimó una caída de 1,5 millones de toneladas hasta las 49,5 millones de toneladas para la campaña 2021-2022, al mismo que se recortó la estimación de exportaciones del poroto de 6,4 a 5,4 millones de toneladas.

Click to enlarge
A fallback.

"A nivel global, el USDA redujo su estimación de soja en 1,1 millones de toneladas, en vistas de la menor producción en Estados Unidos y en nuestro país", indicó la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

Bajo este contexto, los stocks globales de soja fueron reducidos en 800.000 toneladas hasta las 103,8 millones de toneladas, "en vistas de un menor almacenamiento en nuestro país y en China, lo que se compensa parcialmente por el repunte de stocks en Estados Unidos".

Lo contrario sucedió con el maíz, en el que el USDA proyectó una suba productiva de 53 a 54,5 millones de toneladas, con un incremento de las exportaciones de un millón de toneladas hasta las 39 millones.

Para Estados Unidos también se proyectó un incremento de 1,1 millones de toneladas, por lo que la cosecha se ubicaría en torno a los 382,6 millones de toneladas, 300.000 tonelada por encima de lo estimado por el mercado.

"Con esta proyección alcista para la producción, la 2021/22 se estaría ubicando como la segunda mejor campaña de maíz de la historia" aunque "si bien se esperaba un incremento en las proyecciones de cosecha, el mismo se ubicó por encima de las expectativas en la previa de la publicación de este informe, por lo que este dato colabora en impulsar hacia abajo los precios del maíz", comentó la BCR.

A nivel mundial se estimó una suba en la producción de 1,198,2 a 1.204,6 millones de toneladas, mientras que el stock final se ubicó en 304,4 millones de toneladas, poco menos de tres millones por encima de lo previsto en octubre.

En cuanto a trigo, la producción argentina quedó sin cambios en 20 millones de toneladas, pero se pronosticó un caída a nivel mundial de 600.000 toneladas hasta los 775,3 millones.

  (Télam)