Los granos volvieron a marcar alzas al cierre de la jornada en el mercado de Chicago, tras el informe sobre oferta y demanda mundial de granos publicado ayer por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) que determinó una tónica alcista liderada en especial por el trigo, que marcó un salto de casi US$9 y cerró en torno a US$300 la tonelada.

En la suba del cereal también influyó la posibilidad de que Rusia imponga una cuota de exportación con un cambio en el esquema de retenciones, según un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

De esta forma, el precio del trigo saltó 3,15% (US$ 9) y concluyó a US$ 295,1 la tonelada.

Por su parte, el maíz ganó 2,43% (US$ 5,3) y se ubicó en US$ 223,7 la tonelada, como consecuencia de las expectativas de una mayor demanda de etanol a base del cereal en Estados Unidos, a pesar de se conseguiría la segunda mayor cosecha en la historia para ese país.

Por el lado de la soja, el contrato de noviembre subió 0,34% (US$ 1,5) hasta los US$ 445,3 la tonelada, mientras que la posición enero se incrementó 0,49% (US$ 2,2) para concluir la jornada a US$ 445,3 la tonelada.

Los fundamentos de la suba radicaron en el inesperado recorte de la estimación de cosecha del poroto en Estados Unidos por el USDA, cuando el mercado no solo no esperaba una merma, sino un aumento en las proyecciones de producción.

Click to enlarge
A fallback.

Sin embargo, previsiones de una mayor cosecha brasileña y las dudas respecto a la demanda china moderaron las ganancias.

Sus subproductos acompañaron la suba del poroto, con una mejora en el aceite de 1,4% (US$ 18,1) hasta los US$ 1.307 la tonelada, mientras que la harina lo hizo por 0,05% (US$ 0,2) y cerró a US$ 377,8 la tonelada. (Télam)