Los precios de la soja y el maíz crecieron hoy en sus contratos de septiembre en el mercado de Chicago pero retrocedieron en el resto de las posiciones, mientras el trigo cerró con ganancias de más de US$ 5, en sintonía con la escalada registrada en el mercado europeo.

El contrato de septiembre de la soja subió 1,59% (US$ 7,90) hasta los US$ 502,47 la tonelada, mientras que la posición noviembre retrocedió 0,48% (US$ 2,39) y se ubicó en US$ 487,31 la tonelada.

El resto de las posiciones de la oleaginosa también cerraron con bajas.

"El contrato septiembre se volvió técnico y poco representativo de los fundamentos que influyen sobre el mercado", sostuvo un informe de la corredora Granar.

De esta forma, las caídas en el resto de los contratos se explicaron por la acción benéfica que las lluvias que se registran en el cinturón sojero estadounidense pueden llevar a los cultivos, a poco menos de un mes del inicio de la cosecha.

En cuanto a sus subproductos, el aceite obtuvo una caída del 0,90% (US$ 12,35) para finalizar a US$ 1.352,07 la tonelada.

En contrapartida, la harina escaló 1,19% (US$ 4,63) hasta los US$ 392,97 por tonelada.

Por su parte, el maíz en su posición de septiembre trepó 0,27% (US$ 0,59) y se ubicó en US$ 217,61 la tonelada; no obstante, el resto de los contratos del cereal ajustaron con mermas en sus cotizaciones.

Los resultados negativos se dieron por "el tiempo húmedo sobre zonas que demandaban humedad y donde aún hay cultivos que puede favorecerse por las lluvias", indicó Granar.

También sigue presionando sobre los precios la falta de precisiones en torno de los mandatos de corte con biocombustibles para el presenta año.

Por último, el trigo ascendió 1,96% (US$ 5,14) y cerró a US$ 266,48 la tonelada, en sintonía con las subas que se registraron en el mercado europeo, en función "de las pérdidas que el tiempo excesivamente húmedo generaron en zonas de Alemania y de Francia", detalló Granar. (Télam)