Los precios de la soja y el trigo cerraron con ganancias en el mercado de Chicago, destacándose la suba del cereal hasta los US$ 240,21, su valor más elevado desde principios de marzo.

De esta forma, el contrato de mayo de la soja subió 0,58% (US$ 3,03) hasta los US$ 521,12 la tonelada, mientras que la posición julio avanzó 0,62% (US$ 3,22) para ubicarse en US$ 518,45 la tonelada.

Los fundamentos de la suba radicaron en un efecto contagio propiciado por las considerables subas del maíz de los últimos días, informó la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

"Según los operadores, los precios de la oleaginosa deben subir a la par del cereal amarillo para generar incentivos a los productores a sembrar una mayor área con soja", agregó la BCR.

En este contexto, el aceite ganó 1,19% (US$ 14,33) hasta los US$ 1.210,10 la tonelada, mientras que la harina lo hizo por 0,92% (US$ 4,08) para ubicarse en US$ 443,01 la tonelada.

Por su parte, el maíz en su contrato de mayo decreció 0,67% (US$ 1,57) y se ubicó en US$ 232,27 la tonelada, presionados por coberturas del sector comercial luego de haber alcanzado máximos desde 2013 durante la rueda nocturna.

Además, el USDA informó ventas para exportación por debajo de lo previsto, añadiendo a la inercia bajista, pero preocupaciones acerca de la producción en Brasil habrían limitado los descensos.

Por último, el trigo avanzó 0,88% (US$ 2,11) y concluyó la sesión a US$ 240,21 la tonelada, cerrando su tercera jornada consecutiva con subas y alcanzando su valor más elevado desde principios de marzo.

Los buenos resultados fueron apuntalados por "la preocupación que genera el faltante de humedad en el suelo en las Planicies estadounidenses y sus posibles consecuencias sobre la producción total". (Télam)