El servicio ferroviario que unirá la ciudad de Rosario con la localidad santafesina de Cañada de Gómez realizó hoy un viaje experimental, en el que estuvo presente el secretario de Transporte de la Nación, Diego Giuliano.

El servicio -cuando esté en pleno funcionamiento- unirá seis localidades de la región.

El tren partió esta mañana desde la estación ferroviaria de Cañada de Gómez y arribó al mediodía a la estación Norte de Rosario.

Voceros de Trenes Argentinos confirmaron que la línea comunicará a Rosario con las localidades de Funes, Roldán, San Jerónimo Sud, Carcarañá, Correa y Cañada de Gómez.

En ese marco, Giuliano dijo que en el Gobierno están "muy orgullosos por devolver un servicio que nunca debió dejar de prestarse a la comunidad", teniendo en cuenta que la última vez que la formación realizó el recorrido fue en 1977.

Para reanudarlo fue necesario un reacondicionamiento tanto de las vías como de las estaciones y se esperan nuevas inversiones que permitan mejorar el servicio.

En una primera etapa la frecuencia será diaria, con un servicio matutino y otro en horas de la noche en ambos sentidos.

Se espera que cada servicio brinde capacidad para un total superior a los cien pasajeros por viaje, separados en vagones que se dividirán en categorías, incluyendo un vagón comedor y un servicio para trasladar bicicletas.

El funcionario nacional precisó -durante una rueda de prensa- que en el corto plazo confían en sumar otro servicio por la tarde, como así también acortar la duración del viaje, que actualmente es de dos horas.

Respecto al precio del boleto, Giuliano anticipó que, si bien aún no se fijó, el mismo será cercano a los $100 y se fragmentará acorde a la distancia que recorra cada pasajero.

De la "marcha blanca", como se conoce al primer viaje que realiza un tren, participó también el titular de Trenes Argentinos, Martín Marinucci, quien resaltó la importancia de brindar un servicio que "tanto Rosario como la región necesitaban".

En ese contexto Marinucci apuntó que el tren "viene a descomprimir y descongestionar las rutas, a disminuir accidentes. Viene para quedarse y ser algo muy importante en la movilidad cotidiana de los habitantes de la región".

Por último, el funcionario indicó que para que el servicio comience a funcionar abierto al público solo resta la aprobación del Ministerio de Transporte, que trabaja en la implementación de la tarjeta Sube en la zona, lo que facilitará el sistema de recarga y pagos de boletos.

(Télam)