El Tesoro Nacional consiguió durante enero $33.084 millones de financiamiento neto, con un “ratio” de refinanciamiento del 115%, en el marco de la construcción del mercado de deuda pública en moneda local, y en un contexto de política fiscal contracíclica para atenuar los efectos de la pandemia, informó hoy el Ministerio de Economía.

En las emisiones del mes se destacó la colocación de bonos con vencimientos en septiembre de 2022 y marzo de 2023, teniendo una participación del 30% en el total.

Asimismo, la participación de inversores minoristas, la extensión de plazos de financiamiento del Tesoro Nacional, la construcción de un perfil de vencimientos sostenible y el fortalecimiento del mercado local como fuente atractiva tanto para grandes como pequeños inversores son elementos clave en la política de financiamiento.

La curva de instrumentos ajustables por CER (inflación) “muestra un desempeño muy positivo en los últimos meses”, agregó el informe oficial.

Partiendo de una curva invertida hacia fines del 2019, se logró normalizar la curva de rendimientos a lo largo de 2020 y se evidencia una compresión adicional de spreads sobre el rendimiento de la curva CER durante el último mes.

El informe también advirtió que el punto de partida en diciembre de 2019 de la curva de rendimientos de instrumentos ajustables por CER “era sumamente complejo: una curva significativamente invertida y con rendimientos no acordes a los principios de sostenibilidad de la deuda pública, con algunos rendimientos superiores al 60% en el tramo más corto”.

En este sentido, “el Tesoro Nacional logró normalizar la curva de rendimientos durante el 2020, mejorando los plazos de colocación y emitiendo a tasas consistentes con el sendero para recuperar la sostenibilidad”.

Dicho proceso continuó durante e enero, “en el cual se observó una mejora a lo largo de la curva CER (186 puntos básicos en promedio), con mayores compresiones en el tramo corto”, agregó el informe de la cartera que dirige Martín Guzmán.

(Télam)