El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) y la Policía de Seguridad Vial de Entre Ríos incautaron alrededor de 300 kilos de limones que eran transportados con destino al Mercado Central, sin la documentación necesaria ni las condiciones higiénico sanitarias adecuadas.

La Federación del Citrus de Entre Ríos (Fecier) informó hoy que el operativo se realizó en el marco de la prevención del huanglongbing (HLB).

El HLB es una enfermedad que produce una fruta amarga y deforme, causada por la bacteria Candidatus liberibacter, y es considerada la más destructiva de los cítricos.

La mercadería, limones de la variedad Eureka, fue detectada durante una inspección de rutina del puesto de control fitozoosanitario del kilómetro 341 de la ruta nacional 14, en paso Cerrito, del departamento Federación.

Los limones eran transportados en un camión de la localidad de El Dorado, Misiones, y tenía como destino el Mercado Central de Buenos Aires, sin cumplir las normas higiénico sanitarias y sin el Documento de Tránsito Vegetal electrónico (DTV-e).

El DTV-e es el único documento válido para amparar el traslado y/o movimiento de fruta cítrica y material de propagación, da cuenta del origen y destino de la mercadería, y se emite si cumple con las condiciones sanitarias.

Para evitar plagas, se procede a la destrucción de plantas, productos y subproductos, y cualquier otra medida necesaria debido "al riesgo sanitario que implica", apuntó la Fecier.

Asimismo, el Senasa recordó que está prohibido el traslado e ingreso al país de material vegetal sin autorización, y ante cualquier sospecha de la presencia de una plaga se debe comunicar a la línea gratuita 0800 999 2386, a través de la app "Alertas Senasa" o al correo electrónico alertahlb@senasa.gob.ar. (Télam)