El oficialismo avanzó hoy en el Senado con el tratamiento de dos proyectos de ley que buscan limitar la tasa de interés por mora en servicios públicos y las aplicadas por las entidades bancarias, tarjetas de crédito, servicios de medicina prepaga y empresas privadas de servicios en general.

Las comisiones de Asuntos Constitucionales y de Derechos y Garantías se reunieron por videoconferencia para analizar las propuestas del senador Oscar Parrilli (FdT-Neuquén), quien explicó que se busca "la protección del ciudadano particular" cuando "está en mora con algún servicio público o privado".

En el encuentro expusieron como representantes del Banco Central (BCRA), Daniela Bossio, subgerenta general de Regulación Financiera, y Germán Feldman, subgerente general de Investigaciones Económicas.

Bossio sostuvo que los objetivos están vinculados a la reglamentación sobre el interés punitorio y no sobre el compensatorio" y manifestó que "si una persona deudora no se atrasa sólo debe abonar el denominado interés compensatorio, y si la persona se atrasa respecto de los vencimientos pactados debe además abonar interés punitorio".

"La ley de tarjetas de crédito establece un límite en cuanto al interés punitorio que no puede ser mayor al 50% de la tasa de interés compensatoria por la financiación de los saldos", añadió.

La funcionaria destacó que "el BCRA trabajó fuertemente para aliviar la carga financiera de los usuarios" y que apunta al sector que gasta menos de 200 mil pesos por mes en las financiaciones porque es el sector que más lo necesita".

Feldman, en tanto, sostuvo que "las tasas de interés que publican las entidades en sus páginas web no necesariamente coinciden con las tasas que efectivamente pactan las entidades con sus clientes, se respetan los mínimos regulatorios, pero se fijan distintas tasas según la negociación".

El funcionario del Central consideró que "en caso de que algún usuario decidiera voluntariamente no pagar el servicio, sería conveniente pensar en una tasa que esté por encima de la tasa de interés pasiva del sistema para desalentar ese tipo de incentivos".

Tras las exposiciones, Parrilli aseguró que "quedaron redactados los dictámenes con las modificaciones y sugerencias propuestas por los especialistas y por senadores" para poder pasar a la firma los textos.

La senadora Laura Rodríguez Machado (Juntos por el Cambio-Córdoba) adelantó que el interbloque opositor no acompañará el despacho al advertir que esta ley "es un incentivo a no pagar, disfrazado de un falso propósito de aliviar la situación de deudores". (Télam)