El Senado comenzó a debatir hoy en un plenario de comisiones dos proyectos de ley del oficialismo que buscan limitar la tasa de interés que cobran por mora las empresas de servicios públicos, las entidades bancarias, las tarjetas de crédito, las prestadoras de medicina prepaga y las empresas privadas de servicios en general.

Durante el encuentro representantes de entidades de medicina prepaga y de tarjetas de crédito se manifestaron en contra de la iniciativa, mientras desde Defensa del Consumidor salieron a avalar ambos proyectos, durante un plenario de las comisiones de Asuntos Constitucionales y de Derechos y Garantías que se realizó por videoconferencia.

Los proyectos fueron presentados por el senador del Frente de Todos, Oscar Parrilli.

Al abrir el encuentro, la presidenta de Asuntos Constitucionales, María de los Ángeles Sacnun (Frente de Todos-Santa Fe), declaró que como consecuencia "del proceso económico que transcurrió en la Argentina y por la pandemia hay muchísimas familias endeudadas y esto requiere determinaciones para salvaguardar los derechos de los ciudadanos".

La senadora informó que la discusión de hoy tendrá un segundo capítulo el próximo viernes, a partir de las 11, con el propósito de emitir dictamen tras escuchar a más expositores propuestos por el interbloque de Juntos por el Cambio.

En la reunión de hoy, Parrilli explicó que "el sistema financiero mundial tiene muchas cosas para corregir" y que por esa razón "hay que trabajar para hacer que tenga rentabilidad sin que eso vaya en desmedro del resto de las actividades comerciales".

Aseguró que una de las iniciativas plantea que "la tasa de interés por mora que deberán aplicar las entidades bancarias, las empresas de tarjetas de crédito, las prepagas, las instituciones de educación privada en todos sus niveles y las empresas de seguros en ningún caso podrá exceder la tasa pasiva para depósitos a 30 días del Banco de la Nación, correspondiente al último día hábil del mes anterior a la efectivización del pago".

"No se podrá cobrar ningún tipo de cargos extras por gastos administrativos, intereses punitorios o cualquier otro concepto", señaló Parrilli al fundamentar su iniciativa.

El segundo proyecto establece que "cuando una empresa de servicio público domiciliario con variaciones regulares estacionales facture en un período consumos que exceden en un 75% el promedio de los consumos correspondientes al mismo período de los dos años anteriores" se presumirá "que existe error en la facturación".

Parrilli mantuvo este mediodía un tenso intercambio de opiniones con el presidente de la Unión Argentina de Salud, Claudio Belocopitt, quien cuestionó las normas tras advertir que "el sistema privado de salud está viviendo una de las crisis más profundas y está peleando su sustentabilidad, con lo cual el impacto de esta iniciativa sería un tema menor".

El senador del oficialismo lo acusó de ser "un experto en reclamos y en tratar de mostrar que el Estado no sirve".

El director nacional de Defensa del Consumidor, Sergio Barocelli, indicó a su turno que las iniciativas "visibilizan esta problemática del sobreendeudamiento de los consumidores" y consideró que "tener a una parte de nuestra sociedad sobreendeudada es tenerla excluida del consumo".

Por su parte, el director ejecutivo de la Cámara de Emisiones Regionales de Tarjetas de Crédito y Consumo no Bancarias, Norberto Etchegoyen, manifestó que "el 30% del mercado de tarjeta de créditos está asentado en los emisores no bancarios" y agregó que "la tasa de interés es un dolor de cabeza porque la rentabilidad está justa o incluso negativa".

A su turno, el director ejecutivo de la Cámara de Tarjetas de Crédito (ATACYC), César Bastien, dijo que "el mercado de tarjetas de créditos se está achicando, no solamente en pesos, sino también en cantidad de personas" y remarcó que "sólo en 2019 se perdieron 600 mil personas y en el 2020, 1 millón 600 mil".

Para Belocopitt, en tanto, "el desequilibrio está dado porque nadie presta con la tasa que pretende pactar esta ley y muchas veces se busca financiamiento en pesos y las tasas siempre están por arriba". (Télam)