El secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Jorge Neme, afirmó que es necesario que el "Mercosur se fortalezca" como bloque económico regional, "sin pensar en salidas individuales".

“Es fundamental para la industria argentina resguardar el Mercosur, que tiene como primer destino internacional los países del bloque. Desde este punto de vista es clave pensar que para la reconstrucción del tejido social y productivo es necesario fortalecernos como bloque y no pensar en salidas individuales”, planteó Neme durante su participación en la jornada ´Mercosur. Presente y futuro´ organizada por LIDE Talks Internacional.

Durante su exposición detalló los principales desafíos que está transitando el bloque en la actualidad, como la discusión en torno del Arancel Externo Común (AEC) y la agenda de relaciones externas, fundamentales para el futuro del bloque.

"Los cuatro países son altamente competitivos en bienes agroalimentarios, commodities, y tienen una enorme proyección del sector agroindustrial. Esto a veces nos hace perder de vista que, para el desarrollo y proyección de nuestra industria, el incremento de la competitividad y la innovación en los procesos productivos, es clave para fortalecer el mercado común”, explicó Neme.

En este sentido, añadió que “el Mercosur constituye la plataforma de proyección internacional por excelencia para la Argentina y la región. Como bloque tenemos otra palabra y otro peso en el contexto internacional a la hora de iniciar negociaciones con el resto de los bloques regionales y terceros países”, planteó.

El secretario de Relaciones Económicas admitió que existen diferencias en cuanto al AEC: "Argentina tenía una propuesta de convergencia en el 25% del nomenclador, y finalmente, trabajando en conjunto con los ministerios de Economía, Desarrollo Productivo, y Agricultura, alcanzamos una convergencia del 75% del arancel restando todavía un 25% a resolver con nuestros socios".

En cuanto a la agenda de relaciones externas, enfatizó que el bloque regional "tiene que respaldarse en el artículo 1 del Tratado de Asunción, que manifiesta que las negociaciones con terceros países y bloques regionales se hacen en conjunto. No compartimos la posición de que cada país inicie negociaciones de manera individual'.

"La fortaleza del Mercosur está en una proyección internacional conjunta, que le da mayor capacidad de negociación, donde podemos obtener mayores ventajas y estamos convencidos que desde este punto de vista se puede fortalecer la economía”, concluyó Jorge Neme. (Télam)