El secretario de Energía, Darío Martínez, aseguró hoy que "no puede crecer más el cuadro tarifario o la tarifa que el salario" y consideró que "el esquema de subsidios no es bueno, pero llevará mucho tiempo equilibrarlo".

"No puede crecer más el cuadro tarifario o la tarifa que el salario, porque no sólo se torna impagable sino que hace que la gente deje de consumir otros bienes; por lo cual la tarifa va a ir por debajo de la actualización salarial o jubilatoria", afirmó.

En diálogo con la radio LU5 de Neuquén, Martínez agregó que en el caso de las tarifas de energía es necesario "tener una visión más federal, que tenga en cuenta cada región, es un equilibrio que cuesta para que todos queden conformes".

Por otra parte, recordó que "hoy el Estado subsidia el 51% del costo general de la energía; y el 49% restante se paga en la factura; eso hay que empezar a equilibrarlo, es un proceso que va a llevar mucho tiempo".

"Pero eso no puede ir más rápido que los salarios. hay que trabajar en la segmentación para que el que pueda pagar el costo de la energía lo haga, pero hay sectores que no pueden hacerlo; el esquema de subsidios no es bueno, es regresivo y no inteligente, y tampoco nos ayuda a optimizar el sistema", completó.

Según el funcionario, "la Argentina tiene necesidad de financiar determinadas obras estratégicas, muchas de energía, otras de transporte, el gasoducto, que también es prioritario, y para eso estamos buscando distintos canales de financiamiento".

"Cada una de nuestras decisiones es para agregar valor agregado nacional, lo hicimos en el gas, lo vamos a hacer en petróleo, y creo que es fundamental para toda la industria ver qué no estamos produciendo y estamos importando, industrializar en origen", enfatizó.

Para Martínez, "necesitamos a las provincias productoras empujando para cambiar la matriz, pasar de una etapa extractiva a incorporar valor agregado porque además el país necesita divisas".

En ese sentido, ejemplificó, "importamos fertilizantes que podríamos producir y exportar; el desafío es animarse a ir por más y diversificar la matriz productiva e incorporar valor agregado; en el caso de las regalías deberíamos pasar a discutir poder cobrar en especies para que con ese gas poder promocionar a industrias".

"Tenemos el mandato del Presidente de impulsar la industrialización e incorporación de valor agregado nacional en un esquema competitivo, a valores razonables, que se pueda colocar esa producción en el mundo", indicó.

Entre los temas prioritarios de su cartera, mencionó: "En hidrocarburos, avanzar en la ley de promoción para aumentar la producción y la exportación, hoy el precio del barril se ha recuperado y hay una gran oportunidad".

"En energía eléctrica, sanear el sistema eléctrico, hay que resolver el endeudamiento grosero con Cammesa en todo el país pero también ayudar a las cooperativas y distribuidoras para que salgan de la situación en la que están, y empezar con las obras estratégicas como la planta nuclear, represa y el gasoducto que nos permita dejar de importar gas; es un circulo virtuoso que beneficia a todos", concluyó. (Télam)