El presidente del Banco Nación, Eduardo Hecker, relativizó hoy la importancia del rescate de unos $10.000 millones del Fondo Común de Inversión Pellegrini realizado la semana pasada por Enarsa y que analistas del mercado financiero consideraron una señal que disparó la cotización de los dólares financieros.

"Fue una operación habitual, son $10.000 millones de un fondo que maneja una cartera total de $400.000 millones", señaló Hecker en un encuentro con periodistas, en el que remarcó que la nota distintiva vino de parte de "un contexto especial" tanto en el plano internacional como en el local, a raíz de las versiones de economistas y consultores sobre una supuesta fragilidad financiera.

Al respecto, destacó un informe de la consultora Empiria, dirigida por el exministro de Economía Hernán Lacunza, que se difundió casi en simultaneidad con el rescate realizado por Enarsa y en el que se consideraba la posibilidad de una reestructuración.

Enarsa decidió rescatar una inversión de cerca de $10.000 millones de bonos en pesos que tenía en el FCI Pellegrini –del Banco Nación- para contar con los fondos necesarios para la importación de gas natural licuado.

Las palabras de Hecker se conocieron después de que el director del Banco Central, Agustín D´Attelis, criticara la "manipulación" y la "desestabilización" que suscitó la baja en la cotización de los bonos de deuda en pesos, al tiempo que negó la posibilidad de una reestructuración o cesación de pagos.

"El Gobierno desde que llegó se encargó de reestructurar las deudas en moneda dura que dejó como herencia la gestión anterior, y empezó a apostar a la formación fuerte de un mercado en pesos que es algo que hoy se está trabajando desde la oposición y sus economistas referentes en intentar desestabilizarlo instalando fantasmas donde no debería haber ningún problema", aseveró D´Attelis en diálogo con Radio 10.

El flamante director del BCRA se sumó a las declaraciones de ayer del ministro de Economía, Martín Guzmán, quien descartó la posibilidad de un "default" de la deuda en pesos.

"Esta hipótesis es una hipótesis falsa porque la salida que tuvo lugar a partir de la necesidad que tenía Enarsa para pagar algunas cosas fue sobre fondos con liquidez donde colocan dinero para que, cuando necesitan, rescaten y al día siguiente tengan la plata. Esos fondos no tienen instrumentos indexados porque estos liquidan con plazos más largos", explicó D'Attelis.

En otro orden, Hecker manifestó la satisfacción del Directorio del BNA por el trabajo realizado desde diciembre de 2019 y recordó que al asumir la entidad "estaba en una situación patrimonial muy compleja" en la que "las pymes estaban ausentes".

En los dos años y medio de gestión, dijo, se puso como uno de los ejes principales de la política del banco "el crédito para el sector real" y que hasta el momento se otorgaron préstamos por un total de $1,8 billón, "la mayoría para pymes".

Otro de los ejes de la política es la "modernización" y la "digitalización", al punto de contar en la actualidad con "la billetera digital más grande del país, con 6,7 millones de usuarios".

En tercer lugar, Hecker destacó las medidas abordadas para impulsar la inclusión financiera.

Al respecto, resaltó que el banco cuenta en el presente con "12 millones de personas con cuentas" de las que "más de 3 millones que se incorporaron en el último tiempo no tenían cuentas en ningún banco". (Télam)