El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, afirmó esta tarde que la canasta Súper cerca compuesta por 70 productos con precios congelados hasta fin de año, viene a complementar al programa Precios Cuidados, en la lucha contra la inflación.

La canasta Súper Cerca “es una nueva herramienta que lo que intenta es complementar (el programa de) Precios Cuidados, que recordemos está presente en todo el país, especialmente en los supermercados, pero no llega, por diferente motivos, a comercios barriales”, dijo el ministro.

La canasta Súper Cerca, de 70 productos, entre alimentos, bebidas, artículos de limpieza y perfumería, “van a tener el precio fijo de aquí hasta fin de año y van a tener el valor impreso en el envase, para que de previsibilidad”, explicó el funcionario en declaraciones a la radio AM 750.

Kulfas explicó que “tenemos una gran dispersión de precios” entre los diferentes tamaños de comercio, pero “también es un país extenso y por eso existen diferencias” en los valores de un mismo producto.

Los productos que integran la canasta “tendrán un precio 7% por debajo de lo que están hoy. Esto es para los comercios de proximidad. Para los Supermercados continuará el programa de Precios Cuidados que tiene un esquema con actualizaciones trimestrales”, dijo Kulfas.

Por otra parte, consultado sobre el proyecto para alentar la producción de Cannabis para uso medicinal, y de cáñamo, el ministro recordó que la iniciativa se presentó la semana pasada en el Consejo Económico y Social, “y una vez que tengamos sus opiniones, confiamos en poder enviarlo la semana que viene al Congreso”.

Kulfas destacó que el cultivo de Cannabis para uso medicinal “ha tenido un desarrollo importantísimo en los últimos veinte años” porque sus componentes “han mostrado cualidades terapéuticas”.

El marco legal actual para el desarrollo de Cannabis “es muy restrictivo, solo permite su producción en pequeñas cantidades” por lo que este proyecto de ley “lo que busca es desarrollar la cadena productiva” de este cultivo y el del cáñamo, “que no es un producto nuevo, que se utiliza como insumo para el sector textil e incluso para el sector de autopartes”.

A través de esta iniciativa lo que se busca es “darle prioridad a las pymes y pequeños productores. Tenemos previsto un escenario conservador que puede generar 10.000 empleos de acá a tres años”.

En otro parte del reportaje, Kulfas aseguró que “nosotros somos un Gobierno Verde” y en ese marco “en estos momentos la minería es un aliado para combatir el cambio climático”.

El ministro rechazó la antinomia entre producción y cuidado del medio ambiente y destacó que “uno de los principales factores para reducir las emisiones de carbono es la producción de autos eléctricos, que dejen de utilizar combustibles fósiles”.

“Podemos hacer minería conservando el medio ambiente” y pidió salir de las discusiones sin fundamentos al asegurar que la minería “consume mucho menos agua que la agricultura, y por eso no quiero decir que hay que combatir la agricultura”.

Si quiere una revolución verde, no podemos estar en contra de la minería.

También apuntó a que “es absolutamente falsa esa imagen de que hay una empresa con un caño tirando líquidos con cianuro”, aunque reconoció que “si hubo accidentes” que provocaron inconvenientes.

Con respecto a la agricultura, destacó que este sector “se va tecnificando” por lo cual “también tiene que trabajar el tema ambiental, utilizarlo de manera adecuada. Argentina ha tenido un buen desarrollo de productos transgénicos, como semillas resistentes a la sequía”.

Kulfas destacó que “hablo de agroquímicos y no de agrotóxicos, porque es cómo se utilizan” esos productos los que afectan al medio ambiente y a las poblaciones.

Con respecto al precio de la carne vacuna, el ministro aseguró que “aumentó sin ninguna lógica” en los últimos meses mientras que el valor de la carne de cerdo y de pollo “no han tenido esa evolución”.

“En las últimas décadas que la producción de carne vacuna se encuentra estancada” en torno a las tres toneladas por persona.

“Suspendimos por 30 días las exportaciones para poner las cosas en orden, pero queremos volver pero hacerlo bien. Si seguimos con las tres millones de toneladas por año, no sirve. Tenemos que llegar a las 5 millones” de producción, para poder abastecer tanto el mercado externo pero sin afectar al interno, concluyó el ministro. (Télam)