El flamante presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Ilan Goldfajn, afirmó hoy en Washington que "la región enfrenta importantes desafíos y necesita superar problemas estructurales de décadas, ya que ha crecido 12 veces menos que las principales economías del mundo y ha aumentado mucho la pobreza y la desigualdad".

En su discurso ante la asamblea de gobernadores de la entidad, Goldfajn expresó que "se debe priorizar mejor los recursos disponibles para atajar la pobreza y la desigualdad, las diferencias de género porque la pobreza afectó a 82 millones de personas dando marcha atrás los progresos de los años anteriores".

El directivo puntualizó que "la desigualdad es muy alta, es el doble de antes de la pandemia y en la región hay 60 millones de personas pobres".

Goldfajn indicó y se comprometió a "dirigir la entidad con integridad porque necesitamos un BID más ágil y más efectivo. El BID debe aspirar en la entrega de los resultados efectivos sacando a las personas de la pobreza".

Finalmente, el presidente del BID sostuvo que "hay que solucionar muchos problemas y fomentar y defender el estado de derecho y las instituciones democráticas", en una clara referencia a los recientes episodios ocurridos en su país de origen, Brasil.

"Lo más importante son los resultados y el resultado se va a reflejar en el desarrollo de los países", concluyó el directivo. (Télam)