Los precios del petróleo subieron hoy por segunda jornada consecutiva, por la caída de inventarios en los Estados Unidos y frente a la perspectiva de una mayor apertura de actividades.

El barril de la variedad WTI ganó 0,6% y cerró en 59,70 dólares; mientras que el tipo Brent subió en igual proporción para concluir en 63,10 dólares, según cifras suministradas por la agencia Bloomberg.

En Nueva York, las autoridades dispusieron que se abran las playas durante el fin de semana del Día de los Caídos, destacando el progreso que están haciendo las principales ciudades del mayor consumidor de petróleo del mundo hacia una reapertura completa.

Al mismo tiempo, las reservas nacionales de combustibles aumentaron más de 4 millones de barriles la semana pasada, en medio de un aumento en las importaciones, según informó hoy la Administración de Información de Energía (AIE).

Los inventarios comerciales de petróleo crudo de EE. UU. (excluidos las reservas estratégicas) disminuyó en 3,5 millones de barriles respecto a la semana anterior.

Con 498,3 millones de barriles, los inventarios de petróleo crudo están aproximadamente un 3% por encima del promedio de los últimos cinco años, durante abril.

Los analistas consideran que los Estados Unidos han hecho un progreso con las vacunas contra el Covid-19 realmente bueno, mientras que en Europa persisten desafíos en torno al lanzamiento de la vacuna y el aumento de casos, aunque es probable que Europa, desde una perspectiva de bloqueo, se vea más agresiva ahora, por lo que el verano aparece con mejores perspectivas.

Los inversores también están atentos a los desarrollos de la vacuna Covid-19 de AstraZeneca Plc, y el Reino Unido ahora aconseja a los menores de 30 que se les ofrezca una vacuna alternativa si está disponible.

Los inversores esperan que la demanda de petróleo se recupere aún más a partir de la segunda parte de 2021, pero estas expectativas se basan en la suposición de que para entonces habrá suficientes personas vacunadas y justificar el regreso a la normalidad.

Por su parte, el oro cayó 0,3% y cerró en 1.737 dólares la onza. (Télam)