Los precios del petróleo cerraron a la baja este viernes, buscando una recuperación sostenible en momentos en que se prolonga el confinamiento en Shangai por la pandemia de coronavirus, lo que aumenta los temores por la demanda china de crudo.

En Nueva York, el West Texas Intermediate (WTI) estadounidense para entrega en junio cayó 1,65%, cotizado a US$ 102,07, en tanto que en Londres, el barril de Brent del Mar del Norte para entrega en el mismo mes perdió 1,55% cerrando a US$ 106,65.

La capital económica china se enfrenta al peor brote de coronavirus registrado en el país desde el inicio de la pandemia hace más de dos años. Más de 17.000 nuevos casos positivos del coronavirus se registraron el viernes en esa ciudad, una cifra que está disminuyendo progresivamente.

"Estos confinamientos chinos son un duro golpe para la demanda mundial, hay que tener en cuenta que China es el primer importador mundial de crudo", comentó a la AFP Han Tan, analista de la firma Exinity.

Se trata de un cóctel tóxico para la demanda de petróleo "en momentos que China se ralentiza, mientras que Estados Unidos aumenta sus tasas de interés", agregó Stephen Innes, analista de SPI AM.

La subida de las tasas de interés en Estados Unidos pretende frenar la inflación, pero pesa sobre la actividad económica y, por tanto, sobre el consumo de petróleo. (Télam)