El precio del petróleo cayó hoy como consecuencia de la baja en los stocks de crudo en los Estados Unidos y frente a renovados temores por un nuevo rebrote de coronavirus y una mayor contracción de la demanda mundial.

El barril de la variedad WTI cayó 0,6% para cerrar en 53 dólares mientras que el tipo Brent bajó 1% para concluir en 56 dólares, según datos de la agencia Bloomberg.

La Administración de Información de la Energía (EIA por sus siglas en inglés), señaló hoy que los inventarios en los Estados Unidos se habían reducido en 3,2 millones de barriles.

En su página web, la EIA pronostica que el suministro mundial de petróleo aumentará, pero la restricción voluntaria de la producción por parte de los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y los países socios (OPEP +), junto con los efectos persistentes de los bajos precios del petróleo crudo en la producción de crudo de Estados Unidos, aumentará la oferta mundial.

La agencia espera que "los inventarios globales de petróleo disminuyan en 0,6 millones de barriles diarios en 2021 y 0,5 millones de barriles diarios en 2022".

La EIA proyecta que "la mayor extracción de 2,3 millones de b / d sea en el primer trimestre de 2021, que se espera que impulse los precios del crudo Brent hasta un pronóstico de 56 dólares por barril".

El informe de la EIA estimó que "el reciente aumento de los casos de COVID-19, la reimposición de algunas restricciones y los cambios en curso en los comportamientos de los consumidores debido a la pandemia continuarán afectando la demanda mundial de petróleo en la primera mitad de 2021".

Por su parte, el oro subió 0,5% y se pactó en 1.853 dólares por onza.

(Télam)