El precio del petróleo alcanzó un nivel máximo en las últimas dos semanas luego de que los países exportadores nucleados en la OPEP+ mantuvieran sus planes de incrementar su producción, a partir de mayo, debido a que prevén un aumento en la demanda mundial, a pesar de los nuevos brotes de coronavirus en todo el planeta.

El barril de la variedad WTI subió 1,9% para cerrar en 63,10 dólares mientras que el tipo Brent ganó 1,5% para terminar pactándose en 66,60 dólares, según datos proporcionados por la agencia Bloomberg.

Un comité técnico de la OPEP+ decidió esta semana avanzar con un aumento gradual planificado de la producción de crudo, anticipando un fuerte repunte de la demanda este año, incluso cuando los casos de coronavirus aumentan en países como India. En el mismo sentido, el cartel petrolero decidió postergar su reunión mensual prevista para mañana y decidió reunirse a principios de junio.

En Estados Unidos, donde se prevé que la recuperación de la demanda sea superior al resto del mundo, el presidente Joe Biden dijo que tiene la intención de enviar nuevas vacunas a la India.

Para los operadores, la decisión de la OPEP+ de saltarse la reunión ministerial muestra que el mercado está en muy buena forma y con buenos precios.

Los futuros del WTI, de referencia en los Estados Unidos, subieron más del 6% en lo que va de mes, en medio de señales de una recuperación del consumo en algunas partes del mundo.

El viceprimer ministro ruso de Hidrocarburos, Alexander Novak, dijo el martes que hay optimismo en el mercado mundial del petróleo y que la movilidad mundial está aumentando.

Mientras tanto, el gigante naviero danés Maersk elevó sus ganancias citando la creciente demanda de sus servicios, lo que subraya un auge en el comercio mundial.

"Está viendo una demanda increíblemente fuerte en Estados Unidos y China", dijo el director ejecutivo de British Petroleum (BP), Bernard Looney, en una entrevista de Bloomberg Television.

"Los Estados Unidos están casi de regreso a donde estaban. Las vacunas van a entrar en acción ahora en Europa. Entonces, por supuesto, la pregunta es qué sucede en el resto del mundo", señaló Loney.

La expectativa generalizada en el mercado aquí es que América del Norte superará a gran parte del mundo, al menos durante el próximo trimestre.

El optimismo en torno de una recuperación global está siendo impulsado en parte por un fuerte repunte en China.

Mientras tanto, la economía de Corea del Sur se recuperó a un ritmo más fuerte de lo esperado el trimestre pasado, ya que la inversión subió con el crecimiento de las exportaciones.

En Estados Unidos, se espera que los inventarios de crudo hayan caído la semana pasada, según una encuesta de Bloomberg.

En tanto, el oro cayó levemente 0,2% para cerrar en 1.776 dólares por onza. (Télam)