El precio de la soja cerró la última jornada de la semana con subas por encima de los US$ 5,5 gracias a la escalada en el valor del aceite, mientras que el trigo y el maíz marcaron un retroceso por una toma de ganancias.

El contrato de mayo de la oleaginosa subió 1,05% (US$ 5,51) hasta los US$ 526,63 la tonelada, a la vez que el de julio lo hizo por 0,81% (US$ 4,23) para ubicarse en US$ 522,68 la tonelada.

Los fundamentos de la suba radicaron en la firmeza de los precios del aceite, que hoy creció (2,62%) US$ 31,75 a US$ 1.241,84 la tonelada.

Asimismo, la harina también concluyó con ganancias, con un leve alza del 0,07% (US$ 0,33) para cerrar a US$ 443,34 la tonelada.

Por su parte, el maíz perdió 0,76% (US$ 1,77) y se posicionó en US$ 230,50 la tonelada, como consecuencia de toma de ganancias por parte de los fondos de inversión, tras haber alcanzado los precios más altos desde 2013 en las últimas jornadas.

Por último, el trigo cedió 0,19% (US$ 0,46) para cerrar a US$ 239,75 la tonelada, debido a toma de ganancias, aunque el mal clima en las planicies norteamericanas limitaron las bajas. (Télam)