La soja recuperó hoy el sendero alcista con una suba de casi US$ 8 en el mercado de Chicago tras un inesperado recorte en la estimación de producción en Estados Unidos en el informe de oferta y demanda de granos del Departamento de Agricultura (USDA), que también impulsó el precio del trigo y el maíz.

El contrato de noviembre de la oleaginosa subió 1,82% (US$ 7,90) hasta los US$ 440,74 la tonelada, a la vez que de enero lo hizo por 1,97% (US$ 8,63) para concluir la jornada a US$ 445,83 la tonelada.

Los fundamentos de la suba radicaron en el recorte en la estimación de producción del grano en Estados Unidos por parte del USDA.

Según la cartera agropecuaria, la producción de la oleaginosa alcanzaría 120,4 millones de toneladas, 600.000 toneladas menos que lo previsto en octubre y por debajo de las 122 millones de toneladas estimadas por los operadores previo a la publicación del informe.

Sus subproductos también culminaron la sesión con alzas: la harina ganó 3,22% (US$ 11,79) y concluyó la jornada a US$ 377,53 la tonelada, mientras que el aceite avanzó 0,72% (US$ 9,26) hasta los US$ 1.289,02 la tonelada.

Por su parte, el maíz mejoró 0,58% (US$ 1,28) y se posicionó en US$ 218,40 la tonelada, producto de la merma en la estimación de los stocks a final de campaña en el país norteamericano, producto de un mayor consumo doméstico de granos amarillos principalmente por un mayor uso para producción de etanol, lo cual impulsó a las cotizaciones.

Click to enlarge
A fallback.

Por último, el trigo aumentó 1,36% (US$ 3,86) y se posicionó en US$ 286,05 la tonelada, por un recorte en los stocks globales, en conjunto con la previsión de que se produzca un incremento en el comercio internacional. (Télam)