El secretario de Política Tributaria, Roberto Arias, y la directora de Economía, Igualdad y Género, Mercedes D’Alessandro, mantuvieron una reunión virtual con referentes de organizaciones travestis, trans y LGTBIQ+, con quienes repasaron los principales lineamientos del Régimen de promoción de generación de empleo en el Norte Grande.

Entre los principales puntos de esta iniciativa gubernamental, que establece una rebaja gradual y temporaria de las contribuciones patronales para aquellas empresas que tomen nuevos empleados en las provincias del norte del país, Arias remarcó la existencia de un beneficio extra para aquellos empleadores que tomen mujeres y personas travestis, transexuales y transgénero.

De esta manera, la empresa que lo haga obtendrá una reducción extra del 10% y así la rebaja total será del 80% en las contribuciones patronales durante el primer año de la relación laboral; 55% el segundo y 30% el tercero, para las nuevas relaciones laborales que se inicien en el término de 12 meses contados desde la vigencia de la medida.

“Queremos lograr que esta primera prueba piloto funcione y que se vean los beneficios rápidamente, para luego ver la posibilidad de ampliar su alcance”, destacó Arias durante la reunión que se llevó a cabo ayer.

Asimismo, señaló que esta medida existe “porque está la voluntad y la necesidad del Poder Ejecutivo de resolver las cuestiones vinculadas a la discriminación y la exclusión del colectivo de trans y travesti”.

En su cuenta oficial de Twitter, Arias destacó hoy que "la población trans, travesti y transgénero enfrenta una realidad de exclusión y discriminación, con problemas para acceder a derechos elementales, como la salud, la educación y en especial a condiciones decentes y satisfactorias de trabajo".

En este sentido, planteó que "el objetivo de la medida es bajar las contribuciones patronales para compensar estas desventajas: y que si bien "sabemos que esta medida no crea por sí sola trabajo, sí permite reducir desigualdades con una mejor distribución de estos beneficios, tanto a nivel geográfico para el Norte Grande, como de género hacia la población con mayores desventajas".

Por su parte, D’ Alessandro sostuvo que “la falta de acceso a la información hace que muchas veces estas medidas no avancen. Es necesario que lleguen a destino, ya sea a las provincias beneficiadas como a quienes toman definiciones en el sector privado”, afirmó.

Por último, las representantes y organizaciones que participaron del encuentro coincidieron en la necesidad de promover desde el Estado y la sociedad civil campañas de comunicación para dar a conocer los alcances de la medida dirigidas al colectivo trans y travesti, y a las empresas del sector privado.

Asimismo, remarcaron la necesidad de profundizar campañas de sensibilización al interior de las empresas, y la posibilidad de ampliar los alcances de las actividades económicas mencionadas en el decreto, entre otros puntos.

(Télam)