El precio del barril de petróleo volvió a subir hoy en Nueva York, luego de que el gobierno chino dispuso un aumento de su cuota para importaciones de crudo, lo cual avivó el interés entre los operadores por una reactivación de la demanda por parte del mayor comprador del mundo.

El barril de la variedad WTI ganó 1,4% y se negoció en 74,80 dólares mientras que el tipo Brent subió 1,5% y se pactó en 79,80 dólares, según cifras consignadas en el New York Mercantil Exchange (NYMEX).

China habilitó un nuevo lote de cuotas para la importación de petróleo crudo, lo cual fue evaluado como una señal de que se está preparando para satisfacer una mayor demanda interna y una reapertura de su actividad económica.

El interés de la demanda se vio reforzado por una baja del dólar frente a una canasta de monedas, lo que sorprendió a muchos inversores.

Un dólar más débil permite que los países importadores de crudo se beneficien porque se abarata el costo de las materias primas que cotizan en la moneda estadounidense.

Los precios alcanzaron a subir hasta un 4% intradía, pero con la curva a futuro aún mostrando debilidad por delante, muchos operadores dijeron que los precios cercanos a los 77 dólares para el WTI fueron un detonante para vender.

Esta semana también marca el comienzo del reequilibrio anual de los índices de materias primas más grandes, un período generalmente caracterizado por flujos volátiles en los mercados de materias primas.

Durante este período el mercado debería alcanzar a más de 1.000 millones de dólares, en entradas, en el índice de referencia global del Brent, mientras que conduciría a salidas del WTI, según estimaciones separadas de Citigroup Inc. y Societe Generale SA. que fueron reportadas por la agencia Bloomberg.

Esta semana se esperan los datos claves de los inventarios de crudo y combustibles ya que la mejora en las condiciones climáticas y la mayor actividad pudieron producir vaivenes en los almacenamientos y en las refinerías.

Los contratos de futuros de gas natural para entrega en febrero mejoraron 6% y se negociaron en 3,94 dólares por millón de BTU.

Finalmente, el oro subió 0,3% y se pactó en 1.876 dólares por onza. (Télam)