Los precios del petróleo terminaron hoy al alza, en consonancia con los mercados bursátiles que registraron compras de cobertura antes del fin de semana que impulsaron la subida de valores, en un contexto que continúa tenso.

El precio del barril de Brent del Mar del Norte para entrega en septiembre subió un 2,07% y cerró a US$ 101,16, mientras que el West Texas Intermediate (WTI) para entrega en agosto ganó un 1,88%, hasta US$ 97,59 el barril.

El crudo aprovechó el ligero debilitamiento del dólar, ya que la mayoría de los contratos petroleros están establecidos en esta moneda.

Los precios no reaccionaron al anuncio de Farhat Bengdara, presidente de la Compañía Nacional de Petróleo libia (NOC), de la reapertura de yacimientos y puertos y la consecuente reanudación de exportaciones.

Tampoco se anunció un posible aumento de la producción de petróleo saudí tras la visita de hoy del presidente estadounidense Joe Biden al príncipe heredero saudí Mohammed bin Salmane en Jeddah, Arabia Saudí.

Se espera que Biden se encuentre con gobernantes árabes del Consejo de Cooperación del Golfo reunidos en la ciudad saudita, para discutir el sensible tema de la cotización del crudo que se disparó como consecuencia de la guerra en Ucrania.

"Todos los mercados están al alza, especialmente las acciones", comentó John Kilduff, de Again Capital, de acuerdo a la reseña de mercado de la agencia AFP.

Según Kilduff, los operadores vieron con buenos ojos las declaraciones del banco central estadounidense (Fed) para subir un 0,75% del tipo de interés oficial en la próxima reunión, en lugar de un punto, como temía el mercado.

"Esto aclara un poco el panorama de la gravedad de la desaceleración o recesión que se avecina", añadió.

Para Edward Moya, de Oanda, el impulso del viernes se debió también a los buenos indicadores macroeconómicos de Estados Unidos, entre ellos la subida de las ventas minoristas de junio, más alta de lo previsto por los analistas.

El petróleo registró una inflexión clásica para la sesión final de la semana, especialmente en tiempos de mucha incertidumbre, tanto económica como geopolítica. (Télam)