El precio del barril de petróleo registró hoy una suba en Nueva York luego del informe mensual de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) en el cual se proyecta un incremento de la demanda de crudo por parte de China durante 2023, a pesar de su menor tasa de crecimiento económico el año pasado como consecuencia del brote del Covid-19.

El barril de la variedad WTI aumentó 1,4% y se negoció en 81 dólares mientras que el tipo Brent subió 2,6% y se pactó en 86,60 dólares, según cifras consignadas en el New York Mercantil Exchange (NYMEX).

La OPEP informó hoy que la demanda de petróleo de China se recuperará este año debido a la relajación en el país de las restricciones por el COVID-19 e impulsará el crecimiento global, al tiempo que realizó una proyección optimista sobre las perspectivas de la economía mundial en 2023.

La demanda mundial en 2023 aumentará en 2,22 millones de barriles por día (bpd), o un 2,2%, dijo el cartel petrolero en su informe mensual, sin cambios con respecto al pronóstico del mes pasado, que había puesto fin a una serie de rebajas.

La OPEP se mostró optimista sobre las perspectivas de la economía mundial este año, aunque todavía espera una desaceleración relativa, diciendo que el crecimiento del año pasado en Estados Unidos y la zona euro superó las previsiones anteriores.

"El impulso global en el cuarto trimestre de 2022 parece más fuerte de lo esperado anteriormente, lo que podría proporcionar una base sólida para el año 2023", dijo la OPEP en el informe.

"La demanda de petróleo de China está en camino de recuperarse debido a la reciente relajación de las medidas de cero COVID-19 del país", dijo en una sección separada, y agregó que "es probable que los planes para expandir el gasto fiscal también respalden la demanda".

El Producto Bruto Interno (PBI) de China creció un 3% en 2022, incumpliendo el objetivo oficial de "alrededor del 5,5%" y marcando el segundo peor resultado desde 1976, afectado por las restricciones por el COVID y la caída del mercado inmobiliario.

Los datos mostraron que la producción de las refinerías de petróleo de China en 2022 había caído un 3,4% respecto del año anterior, lo que supone su primer descenso anual desde 2001, aunque la producción diaria de petróleo en diciembre aumentó hasta el segundo nivel más alto de 2022.

Los contratos futuros de gas natural se negociaron con una suba 6,4% con un precio de 3,64 dólares por millón de BTU.

Finalmente, el oro bajó 0,6% y cerró en 1.911 dólares. (Télam)