El precio del barril de petróleo subió hoy en Nueva York, impulsado por un informe del gobierno de Estados Unidos que dio cuenta de una rápida disminución de los inventarios de crudo y una suba de la demanda de combustible en el inicio de la temporada alta de verano.

El barril de la variedad WTI ganó 1,2% para cerrar en 73,10 dólares mientras que el tipo Brent subió en la misma proporción y se pactó en 74,20 dólares, según cifras suministradas por la agencia Bloomberg.

Los analistas consideran que la tendencia de la demanda será alcista, en un sendero de precios que no parece reducirse en lo inmediato.

Los inventarios de crudo de Estados Unidos caen por séptima semana consecutiva y los suministros mundiales se han reducido en medio de una fuerte recuperación en las principales economías del mundo.

En Estados Unidos, los suministros de crudo cayeron en casi 7 millones de barriles la semana pasada y los inventarios de gasolina cayeron más desde marzo, según el informe de la Administración de Informaciones de Energía (EIA).

Al mismo tiempo, los miembros de la OPEP+ dejaron empantanadas las negociaciones en torno de un aumento de la oferta en agosto y los meses siguientes.

Los Emiratos Árabes Unidos (UAE) han bloqueado un intento de acuerdo por aumentar la producción si es que no se le garantiza un piso mínimo de producción.

Mientras tanto, la propagación de la variante delta también genera preocupaciones.

La Organización Mundial de la Salud pidió cautela sobre el ritmo de las reaperturas en todo el mundo, ya que muchas regiones ven un aumento de las infecciones.

Países como Japón, Indonesia y Tailandia han renovado las restricciones a la movilidad para frenar la propagación.

En tanto, el oro mantuvo su precio en 1.804 dólares por onza. (Télam)