Los precios del petróleo se estabilizaron hoy tras dos días consecutivos de ganancias, luego de que los stocks de crudo en los Estados Unidos cayeran abruptamente, mientras que los inventarios de combustible aumentaron más de lo esperado.

El barril de la variedad WTI se cotizó sin variantes en 68,90 dólares mientas que el tipo Brent se pactó en 71,30 dólares, según cifras suministradas por la agencia Bloomberg.

La Agencia de Informaciones de Energía (AIE) informó hoy que los inventarios de crudo de Estados Unidos cayeron en 5,1 millones de barriles la semana pasada, mientras que las existencias de naftas crecieron en 1,5 millones de barriles y las del resto de los combustibles destilados aumentaron en 3,7 millones de barriles

Los analistas del mercado sostienen que la demanda de petróleo superará a la oferta en la segunda mitad de 2021 y los datos de OPEP+ muestran que para el fin del 2021 la demanda de petróleo sería de 99,8 millones de barriles diarios, frente a una oferta estimada en 97,5 millones de barriles diarios.

Estas proyecciones estarían basadas en un eventual resurgimiento de la demanda en Estados Unidos, el mayor consumidor de petróleo del mundo, también como en China, el segundo mayor, y Reino Unido a medida que se levantan las medidas de confinamiento por la Covid-19.

Los precios del crudo recibieron en los últimos días un sostén adicional que estuvo basado en un estancamiento en las conversaciones entre Estados Unidos e Irán sobre el programa nuclear de Teherán, que redujo las expectativas de un regreso de los suministros de petróleo iraní al mercado este año.

Los inversores consideran que "las cosas se han calmado después de la última reunión de la OPEP+, pero el entusiasmo del mercado permanece intacto.

La disciplina política que ha mostrado la OPEP+ y la confianza por la recuperación de la demanda este verano son lo suficientemente fuertes para mantener los altos precios relativamente sin cambios, lo que en sí podría ser indicador de que no habrá una gran corrección pronto.

En tanto, el oro frenó su escalada de precios de los últimos días y cayó 1,9% para cerrar en 1.893 dólares por onza. (Télam)