El precio del barril de petróleo subió con fuerza hoy en Nueva York y cortó de esta forma una serie de bajas debido al aumento de la tensión entre Rusia y la Unión Europea, tras los cortes en el suministro por los gasoductos que cruzan por Ucrania, lo que aumentó la incertidumbre en los mercados energéticos mundiales.

El barril de la variedad WTI aumentó 5,4% y cerró en 105,20 dólares, mientras que el tipo Brent subió 4,5% y se pactó en 107,20 dólares, según cifras suministradas por el New York Mercantil Exchange (NYMEX).

El comercio de crudo se ha reducido y Rusia ha amenazado con cortar el suministro de gas a Europa, aunque no ha llegado a ese punto.

Los flujos de gas ruso a Europa a través de Ucrania cayeron después de que Kiev detuvo el uso de una importante ruta de tránsito, culpando a la interferencia de las fuerzas rusas de ocupación. Fue la primera vez que se interrumpieron las exportaciones a través de Ucrania desde la invasión y ese gasoducto representa el 25% del total de las exportaciones de Rusia hacia la UE.

Moscú sancionó el miércoles a 31 empresas con sede en países que impusieron sanciones a Moscú tras la invasión.

Francia ha afirmado que los estados miembro de la Unión Europea (UE) podrían alcanzar "esta semana" un acuerdo sobre el embargo al petróleo ruso en respuesta a la invasión de Ucrania.

El secretario de Estado francés de Asuntos Europeos, Clément Beaune, ha indicado que espera que este acuerdo llegue "esta semana" y ha dicho que "habrá un sexto paquete de sanciones europeas y serán muy poderosas. Creo y espero que sí, porque necesitamos aumentar la presión y las sanciones contra Rusia".

Sin embargo, el veto a las importaciones de hidrocarburos procedentes de Rusia requiere de una decisión unánime por parte de los 27 socios pero está frenada debido a la oposición de Hungría y Eslovaquia.

Mientras tanto, la Agencia de Informaciones de Energía (EIA) informó que "los inventarios comerciales de los Estados Unidos, excluidas las reservas estratégicas, aumentaron en 8,5 millones de barriles respecto de la semana anterior".

Con 424,2 millones de barriles, los inventarios de crudo están un 13% por debajo del promedio de los últimos cinco años para esta época del año.

En tanto, los inventarios totales de gasolina para motores disminuyeron en 3,6 millones de barriles la semana pasada y están un 5% por debajo del promedio de los últimos cinco para esta época del año.

Las bajas de las últimas jornadas estuvieron provocadas por el aumento de las restricciones cada vez más severas debido al brote del COVID en China y por los aumentos de las tasas de interés de Estados Unidos.

Por su parte, los contratos de gas natural se negociaron con una suba del 3,5% y se pactaron en 7,64 dólares por millón de BTU.

Finalmente, el oro se recuperó después de varios días de caídas y se negoció con una suba de 0,6% a 1.852 dólares por onza. (Télam)