Los precios del petróleo operaron hoy en baja en Nueva York luego de que las plataformas off shore mexicanas volvieran a bombear crudo y aumentaron la oferta disponible y ante el inminente final de la temporada de alto consumo de combustibles en EEUU.

El barril de la variedad WTI perdió 0,8% para cerrar en 67,90 dólares mientras que el tipo Brent cedió 1% y se pactó en 71,60 dólares, según cifras suministradas por el Nymex.

Los inventarios de crudo cayeron por tercera semana consecutiva en momentos en que la temporada pico de demanda de combustible está terminando.

El retorno de las plataformas mexicanas a la producción tras el incendio de comienzos de semana aumentó la oferta de crudo disponible para las destilerías del Golfo de México.

Otro factor que frenó el apetito de los inversores, fue el aumento de los casos de la variante Delta del Covid-19 a nivel global que afecta a la demanda mundial.

La baja de precios rompió un ciclo alcista de 10% en la semana que compensaba las pérdidas del período anterior, demostrando que la volatilidad también afecta al mercado de commodities.

Los analistas y los operadores focalizaron la atención en dos tópicos.

El primero, el discurso que mañana pronunciará el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, en la cumbre de Jackson Hole donde se esperan señales de un eventual cambio en la política monetaria.

El segundo, la reunión que van a celebrar los ministros de la OPEP+ para determinar si hay cambios en la reposición de los 400.000 diarios que anunciaron hasta fin de año.

En tanto, el oro se recuperó levemente y cerró con una suba de 0,2% a 1.794 dólares por onza. (Télam)