Los precios del petróleo bajaron hoy por una toma de ganancias después de alcanzar ayer nuevos récords en un año y la confianza de los operadores en una recuperación gradual de la producción en los Estados Unidos.

El barril de Brent del Mar del Norte para entrega en abril bajó 1,60% en Londres hasta US$ 62,91, tras tocar el día anterior los US$ 65,52, un precio que no se veía desde diciembre de 2019.

En tanto, el barril de WTI para entrega en marzo se depreció 2,12% hasta US$ 59,24, un día después de un máximo en más de un año de US$ 62,26, recordó la agencia de noticias AFP.

Una masa de aire frío proveniente del Ártico golpeó a gran parte de Estados Unidos esta semana, incluyendo el estado de Texas, afectando la producción de crudo de ese país.

Pero "como se prevé que el clima se entibie este fin de semana, se espera que la producción se recupere rápidamente, como fue el caso en los cierres meteorológicos anteriores", dijeron analistas de Goldman Sachs.

La posibilidad de que también se entibien las relaciones diplomáticas entre Washington y Teherán pesó sobre los precios.

Irán reiteró hoy su llamado para que Estados Unidos levante todas las sanciones impuestas por el expresidente Donald Trump, luego de una oferta de conversaciones por parte del gobierno de Joe Biden.

"El gobierno de Biden explora la posibilidad de una normalización diplomática con Irán, que es uno de los principales riesgos del lado de la oferta", dijo Stephen Innes de Axi.

Estos dos factores negativos para los precios eclipsaron la importante caída en las reservas de crudo en Estados Unidos anunciada ayer por la Agencia de Información Energética (EIA), de 7,3 millones de barriles. (Télam)