Los precios del petróleo cerraron hoy en alza, principalmente impulsados por las interrupciones en el suministro libio, pero registraron pérdidas semanales en un mercado preocupado por los efectos en la demanda por la propagación del Covid-19.

El barril de Brent del Mar del Norte para entrega en junio terminó en US$ 66,11 en Londres, 1,09% más que el cierre del día anterior; y, en Nueva York, el barril estadounidense de WTI para el mismo mes subió 1,16% hasta US$ 62,14.

Sin embargo, durante el conjunto de la semana, el Brent cayó 0,91% y el WTI 1,47%, recordó la agencia de noticias AFP.

India, el tercer mayor consumidor del oro negro del mundo, sufre una nueva ola de Covid-19 y en las últimas 24 horas registró 330.000 nuevos contagios y 2.000 muertes.

Si la situación india es preocupante para la demanda mundial, el panorama parece mucho más tranquilizador en el lado estadounidense.

Durante la presentación de sus resultados trimestrales el jueves, el gigante texano de refinación y distribución de productos petrolíferos Valero anunció que la demanda de gasolina estaba a 93% de sus niveles prepandémicos y la de diésel al 100%.

Además, la oferta se vio interrumpida esta semana por la situación en Libia, lo que ha sostenido los precios.

La Compañía Nacional de Petróleo de Libia (NOC) declaró a principios de esta semana el estado de de emergencia en una de las principales terminales petroleras del país, interrumpiendo sus exportaciones, debido a la no transferencia de su presupuesto por parte del Banco Central, a pesar de los recientes avances políticos en el país. (Télam)