El precio del barril de petróleo operó hoy en Nueva York con pequeñas oscilaciones y con los inversores y operadores a la espera de los datos sobre inventarios en los Estados Unidos que resultarán clave para saber si la Casa Blanca avanza con su plan de suspender las exportaciones de crudo para moderar los precios internos.

El barril de la variedad WTI bajó 0,4% y cerró en 109,80 dólares, mientras que el tipo Brent se mantuvo en 113,50 dólares, según cifras consignadas por el New York Mercantil Exchange (NYMEX).

El crudo iniciaba la rueda de negocios con una suba moderada que cambió de signo a lo largo de la jornada, debatiéndose entre la guerra en Ucrania y las menores restricciones en Shanghai, y los planes de la administración de Josep Biden para prohibir exportaciones de crudo en un intento por nivelar los precios internos.

En tanto, los precios se vieron respaldados debido a que la Unión Europea está más cerca de acordar una prohibición de las importaciones de petróleo ruso.

Sin embargo, el primer ministro húngaro, Viktor Orbán, descartó hoy que se aborde esta cuestión en la cumbre europea de la semana próxima, pues ve necesario conocer más detalles sobre las ayudas a su país en caso de aplicarse ese veto.

Un portavoz de Budapest confirmó a la agencia de noticias estatal MTI que Orbán ha escrito una carta al presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, diciéndole que su gobierno no puede respaldar las sanciones a Moscú, sin garantías sobre la financiación para buscar un suministro alternativo.

Mañana se espera que la Administración de Información de Energía de Estados Unidos anuncie los inventarios de crudo y combustibles de la semana pasada.

Los contratos de futuros de gas natural para julio subieron 1,1% y se pactaron en 8,84 dólares por cada millón de BTU.

Finalmente, el oro cerró nuevamente con una suba de 0,9% a 1.871 dólares por onza. (Télam)