Los avances diplomáticos para alcanzar un nuevo acuerdo nuclear entre los Estados Unidos, Europa e Irán y que presupone la vuelta a las exportaciones de crudo por parte del régimen iraní, provocó una caída del precio del petróleo superior al 2%.

El barril de la variedad WTI cayó 2,1% para cerrar en 62 dólares mientras que el tipo Brent bajó 2,5% y concluir los negocios en 65 dólares, de acuerdo con datos proporcionados por la agencia Bloomberg.

Refinerías indias y al menos una refinería de Europa están reevaluando sus compras de crudo para incorporar el petróleo iraní en el segundo semestre, anticipándose a que las sanciones estadounidenses serán suspendidas, dijeron ejecutivos de empresas y fuentes de operadoras.

Mientras tanto, los inversores evalúan las perspectivas de demanda en los países europeos y en Estados Unidos, que son positivas, y las de Asia, impactadas por nuevas olas de Covid-19.

El mercado estadounidense, además, está pendiente de las consecuencias que puede tener el aumento de la inflación en cuanto a política monetaria.

Los precios del petróleo están enfrentando una profunda embestida no sólo por la sobreoferta y una demanda débil sino por los efectos que provoca en el cambio climático.

Un estudio de la Agencia Internacional de Energía alertó sobre los cambios que debería hacer la industria de acá al 2050. Uno de los puntos salientes habla de un freno a nuevas inversiones de petróleo y gas.

El estudio indica que tendría que finalizar la explotación de nuevos yacimientos de gas, pozos de petróleo y minas de carbón. El objetivo es alcanzar la neutralidad de las emisiones de dióxido de carbono para el año 2050, una meta consensuada en el Acuerdo de París del 2015.

El informe llega a la conclusión de que casi no hay lugar para los combustibles fósiles si se quiere controlar el calentamiento global, garantizando el suministro y el desarrollo económico.

En tanto, el oro bajó 0,2% para cerrar en 1.878 dólares. (Télam)