Una fuerte corriente de venta de acciones se produjo en las últimas horas en Wall Street, luego de que trascendiera la intención del presidente de Estados Unidos Joe Biden de duplicar el impuesto a las ganancias que pagan los millonarios por la renta de capital.

Todos los índices bursátiles cayeron 0,9% al cabo de una jornada que se había iniciado con subas pero que súbitamente cambió en marcadas pérdidas, producto de la fuerte corriente de ventas.

El S&P 500 bajó después de que Bloomberg News informara que para aquellos que ganan un millón de dólares o más, la nueva tasa máxima, junto con una sobretasa existente sobre los ingresos por inversiones prácticamente se duplicaría.

Esto significa que las tasas impositivas federales para los inversores ricos podrían llegar al 43,4% desde el 20% actual.

Las acciones se dispararon a lo largo de la sesión en medio de datos económicos mixtos y una renovada preocupación por el empeoramiento de la pandemia.

Todos los grupos principales del S&P 500 cayeron, liderados por las acciones de materiales, energía y tecnología.

AT&T saltó después de superar las estimaciones de ganancias. Intel, el mayor fabricante de chips, se deslizó en las operaciones fuera del horario laboral, ya que informó una caída en los ingresos del centro de datos y una fuerte caída en el margen de beneficio bruto.

Las acciones se han recuperado en las últimas semanas en medio de una serie de informes alentadores sobre empleo, ventas minoristas y otros datos económicos.

Las vacunas Covid-19 y el apoyo masivo del gobierno y la Reserva Federal están alimentando las expectativas de un sólido crecimiento de las ganancias corporativas a medida que más empresas reabren después de verse obligadas a cerrar u operar de manera limitada debido a la pandemia.

Los inversores se están centrando en las ganancias, ya que la mayor parte de las empresas del S&P 500 pasan las próximas semanas informando sus resultados financieros.

Wall Street espera tener una mejor idea de cuánto se están beneficiando las empresas de varios sectores de la recuperación económica.

Lo mejor del Dow Jones fue para Salesforce +0,4%, Mc Donald's +0,3% y Visa +0,1%, mientras que en el S&P 500 se dio en Equifax +14,9%, AT&T +4,2 y Arconic +3,7%.

Lo más destacado del Nasdaq se anotó en Lululemon +3,7%, Pinduoduo +3,6%, NetEase y DexCom +2,2%.

En Europa, las acciones subieron luego de la decisión del Banco Central Europeo (BCE) de mantener las tasas sin cambios como se esperaba.

El mercado ahora centrará su atención en la próxima reunión del 10 de junio, cuando los responsables políticos deben decidir si desaceleran la compra de bonos, incluso si eso significa permitir que los costos de endeudamiento aumenten.

También influyó en la suba la llegada de balances con ganancias superiores a las estimadas y dio sustento al índice líder Euro Stoxx 50 que ganó 1% destacándose los aumentos en la tecnológica alemana SAP +3,5%, la aeropartista francesa Safran +3,4% y la plataforma de pagos holandesa Adyen +3%.

El FTSE de Londres subió 0,6%, el DAX 30 de Frankfurt ganó 0,8% y el CAC 40 de París trepó 0,9%.

En el Mediterráneo, el IBEX 35 escaló 1,6% mientras que el MIB de Milán avanzó 1%. (Télam)