El Serum Institute of India, mayor productor de vacunas en el mundo, detuvo la fabricación de la vacuna de AstraZeneca contra la Covid-19 por la caída de la demanda.

"Paramos la producción en diciembre. Incluso he ofrecido donarlas a quien quiera llevárselas", afirmó el responsable de la compañía, Adar Poonawalla, en un foro económico organizado por el grupo Times Network media.

El empresario admitió que no sabe "qué hacer con el producto" y aseguró que tienen "200 millones de dosis en reserva", según la agencia de noticias AFP.

El Serum Institute ha producido más de 1.000 millones de dosis de Covishield -su versión de la vacuna AstraZeneca- y es el mayor suministrador del programa global Covax para los países más pobres.

Esta situación contrasta con lo ocurrido hace un año cuando India, conocida como la farmacia del mundo, tuvo que restringir sus exportaciones para combatir una aterradora ola de contaminaciones en su territorio. (Télam)