El juez Civil y Comercial de Reconquista, Fabián Lorenzini, que sustancia el concurso de Vicentin SAIC, desestimó el pedido formulado por bancos acreedores extranjeros de realizar una valuación independiente de los activos de la agroexportadora, informaron hoy fuentes judiciales.

El juez consideró “extemporáneo” el planteo realizado el 3 de junio último por los bancos IFC, FMO, Natixis New York Branch y Coöperatieve Rabobank U.A., atento a que venció el plazo legal establecido para observar o impugnar el Informe General de la Sindicatura.

“Atento a haberse superado el plazo dispuesto por el artículo 40, Ley de Concursos y Quiebras, para efectuar las observaciones al informe general, a lo manifestado no ha lugar por extemporáneo”, señaló la resolución firmada ayer por Lorenzini.

Además, la Sindicatura del concurso, a cargo de Ernesto García, Diego Telesco y Carlos Amut, presentó un escrito de respuesta al planteo de los bancos extranjeros en el que se opusieron a una nueva valuación y fundamentaron su posición.

Allí, los síndicos señalaron que la valuación de activos de Vicentin en esta etapa del proceso consiste en una “estimación de los valores probables de realización de cada rubro” y agregan que “la literalidad de la norma indica que se debe hacer una estimación, la cual es -por concepto- subjetiva; se trata de una opinión”.

Uno de los puntos que cuestionaron los bancos extranjeros acreedores de Vicentin sobre el Informe General de la Sindicatura fue, justamente, la valuación de los activos de la agroexportadora en U$S 1.253 millones.

Con una cita a un informe de la Veeduría, los bancos extranjeros señalaron en su texto que ese número surge del “valor de los flujos, sin descontarles las deudas,” e indicaron que “lo que demuestra ese número es un desconocimiento de las técnicas de valuación”.

En su respuesta, la Sindicatura cuestionó la presentación de los bancos y deslizó que el pedido de una valuación independiente de la compañía pareciera contener el interés de los veedores.

“La medida propuesta deja en evidencia la clara complacencia entre los acreedores firmantes y la veeduría, ya que parece un pedido más bien de los veedores que de los propios integrantes del Comité” de Control, señala.

Los síndicos también plantearon en su respuesta que “los acreedores mencionados carecen de legitimación para pedir tal medida (una nueva valuación)” y remarcaron que “lo hacen de manera individual y no como integrantes del Comité de Control al cual pertenecen dos de ellos”.

“Se trata de una medida innecesaria que como tal no está prevista en ninguna oportunidad en la ley ya que, precisamente, para los fines legales de la valuación del activo la ley prevé diferentes etapas y proceso”, añadieron.

Por último, sostuvieron que “si se tomara el escrito (de los bancos extranjeros) como una observación al Informe General, dicha etapa ya precluyó y, como se dijo, las impugnaciones recibidas ya fueron contestadas por la Sindicatura”.

Ese argumento fue el que tuvo en cuenta el juez Lorenzini, quien en acuerdo con la Sindicatura rechazó el pedido de los bancos extranjeros para realizar una nueva valuación independiente de los activos de Vicentin. (Télam)