El Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) suscribió un acuerdo con EPD International AB, una organización subsidiaria del Instituto de Investigación Ambiental del Gobierno de Suecia, para medir el impacto ambiental en la producción.

Según informó el INTI, el acuerdo se firmó con EPD International AB, una organización subsidiaria del Instituto de Investigación Ambiental del Gobierno de Suecia que es responsable por la operación del sistema de Declaraciones Ambientales de Productos (EPD, por sus siglas en inglés) conocido como “The International EPD System”.

El presidente del INTI, Rubén Geneyro, afirmó que “este acuerdo es un gran logro para el instituto, porque significa el reconocimiento como representante regional o hub del sistema de certificación EPD International".

Se trata del primer programa de declaraciones ambientales conforme a la norma ISO 14025 y el de mayor reconocimiento a nivel mundial, fundado en Suecia en 1998 y hoy cuenta con una red de más de 400 empresas certificadas en 50 países.

Una Declaración Ambiental de Producto (EPD) es un documento verificado y registrado por terceras partes independientes que comunica información transparente y comparable sobre el impacto ambiental de los productos durante su ciclo de vida de manera confiable.

La base de cualquier EPD es una evaluación del ciclo de vida (LCA) del producto, un análisis del desempeño ambiental que toma en consideración toda la cadena de valor, desde la obtención de la materia prima hasta el producto elaborado, su etapa de uso y el final de su vida útil.

En comparación con otros formatos alternativos de etiquetas que solo cubren determinados aspectos del ciclo de vida, las EPD cubren el ciclo de vida completo de bienes y servicios.

“La sostenibilidad y contabilidad ambiental tienen una importancia creciente y afectan de manera transversal al comercio: los consumidores demandan productos más sustentables e información cuantitativa y rigurosa, las empresas exigen a sus proveedores información ambiental sobre la cadena de suministro y los gobiernos introducen la contabilidad ambiental en sus legislaciones para proteger sus mercados”, sostuvo Geneyro.

A su vez, indicó que es “en este contexto donde el Análisis del Ciclo de Vida y las Declaraciones Ambientales de Producto se convierten en herramientas de gran valor para aumentar la competitividad de nuestras empresas mediante la mejora de su rendimiento ambiental y una comunicación objetiva, científica y confiable”.

(Télam)