El intercambio comercial dejó en noviembre un superávit de US$ 2.445 millones, casi el triple de los US$ 897 millones obtenidos durante igual mes del año pasado, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Este resultado positivo se basó en la fuerte retracción de las importaciones, que cayeron 21% interanual, para sumar US$ 3.409 millones, contra exportaciones que subieron 9,4% para alcanzar los US$ 5.854 millones.

A pesar del mayor resultado positivo de noviembre, el intercambio comercial es decir, exportaciones más importaciones, disminuyó 4,6% en relación a igual período del año anterior, al haber sumado US$ 9.263 millones.

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, informó que el Gobierno va a anunciar un paquete de medidas para las exportaciones, pero dejó en claro que ese tipo de acciones estarán supeditadas a la necesidad de cerrar las cuentas fiscales porque “no hay programa de desarrollo con una macroeconomía inestable”.

Kulfas formuló estas declaraciones a dos días de asumir el cargo, durante el acto de cierre del encuentro ProPymes, organizado por el grupo Techint, en el predio de La Rural, en Palermo.

Ante la presencia del titular del grupo Paolo Rocca y unos 700 empresarios y directivos, Kulfas consideró necesario “salir de la lógica del ajuste” económico que venía rigiendo hasta el 10 de diciembre para revertir la situación.

Las exportaciones aumentaron en noviembre 9,4%, respecto a igual mes de 2018, debido sobre todo

a la suba de 14,5% en cantidades, que compensó la caída del 4,4% en precios.

En detalle, la facturación por la exportación de productos primarios aumentó 36,1% para sumar US$.1.568 millones como una combinación de un aumento del 46,2% en las cantidades que se vio afectada por una baja del 6,9% en los precios.

En las Manufacturas de Origen Agropecuario (MOA), la facturación subió 9,4% a US$ 1.952 millones como resultado de un aumento del 12,6% en las cantidades contra una baja del 2,8% en los precios.

El único sector exportador que cerró en baja fue el de Combustibles y energía, con una caída del 30% en su facturación, US$ 352 millones, por una merma del 25% en las cantidades vendidas, con precios que resultaron 6,5% inferiores a los del año pasado.

Cuando solo falta computar las cifras de diciembre, el intercambio comercial de este año arroja un superávit de US$ 13.710 millones, que revirtió el resultado negativo de US$ 5.121 millones de enero-noviembre del 2018, año que terminó deficitario en US$ 3.701 millones.

En estos once meses de comercio internacional, el Mercosur concentró 19,5% de las exportaciones argentinas totales y 25 % de las importaciones, y dejó un déficit de US$ 139 millones.

El comercio con la Unión Europea arrojó un saldo negativo de US$ 278 millones de dólares y concentró 13,6% de las exportaciones argentinas y 18,2% de las importaciones.

En tanto el intercambio con los países del Tratado de libre Comercio (TLC-Nafta) representó el 8,4% de las ventas y el 15,8% de las compras con un saldo negativo de US$ 2.288 millones. (Télam)