El intercambio comercial cerró mayo con un superávit de US$ 366 millones, por debajo del saldo positivo de US$ 1.672 millones obtenidos durante igual mes del año pasado, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Este resultado se logró a partir de una suba de las las exportaciones del 20,7% interanual, al sumar US$ 8.226 millones, y un incremento en las importaciones de 53%, por un monto total de US$ 7.870 millones.

De esta manera, el acumulado de los primeros cinco meses del año arroja un superávit de US$ 3.196 millones, contra los US$ 5,672 millones de enero-mayo del año pasado.

La facturación por las ventas al exterior entre enero y mayo sumaron US$ 39.917 millones, con un crecimiento acumulado del 26,6 % frente a importaciones por US$ 32.722 millones y un avance del 44,2%, precisó el Indec.

En mayo, la facturación por la compra en el exterior de Combustibles y Energía (CyE) resultó la de mayor crecimiento, con un incremento de 226% interanual, al sumar US$ 1.600 millones, producto de una suba del 155% interanual en el precio y de 51% en el volumen importado.

En el caso de las exportaciones argentinas del rubro Combustibles y Energía, la facturación fue de US$ 488 millones, con un aumentó 33%, explicada por una suba de 82,3% en los precios y una baja del 27% en las cantidades despachadas.

En mayo, la facturación por las exportaciones aumentó 20,7% respecto a igual mes del año anterior para sumar US$ 8,226 millones.

Durante el quinto mes del corriente año todos los rubros registraron subas en su facturación: Combustible y Energía 33,7%; Manufacturas de Origen Agropecuario (MOA), 29,4%; Manufacturas de Origen Industrial, 17,6%; y Productos Primarios, 8,6%.

El Indec dio cuenta también que el costo de los fletes aumentó 55% en promedio respecto a mayo del año pasado, con un alza del 70% para los envíos a los Estados Unidos, del 72% a la Unión Europea; del 55% para China y del 44% en el comercio con los países del Mercosur.

En mayo, el saldo de la balanza comercial -exportaciones menos importaciones- de los principales productos y subproductos derivados del cultivo de la soja registraron un superávit de US$ 2.095 millones, US$ 140 millones superior al mismo período del año anterior.

En tanto, en el complejo automotriz –vehículos para transporte de personas, de mercancías y chasis, partes y neumáticos− presentaron un saldo negativo de US$ 183 millones , por encima de los US$ 131 millones de igual mes del año pasado.

En este marco, el acumulado de los primeros cinco meses del año arrojó un superávit de US$ 3.196 millones, contra los US$ 5,672 millones de enero-mayo del año pasado.

La facturación por las ventas al exterior sumaron US$ 39.917 millones, con un crecimiento acumulado del 26,6 % frente a importaciones por US$ 32.722 millones y un avance del 44,2% informó el Indec.

Si en los primeros cinco meses de 2022, se hubiesen registrado los precios de igual lapso de 2021, el saldo comercial habría tenido un superávit de US$ 1.649 millones, es decir, el país registró una ganancia en los términos del intercambio de US$ 1.053 millones.

Esto se debe a que el Índice de precios de las exportaciones se incrementó 22,6% interanual, por encima de las importaciones que creció 18,3%.

Los superávits más importantes en estos cinco meses correspondieron al comercio con Chile, con US$ 1.874 millones, Países Bajos US$ 1.388 millones ; India, US$ 1.386 millones ; Perú, US$ 909 millones; Indonesia, 902 millones;; Argelia (US$ 860 millones , entre otros. (Télam)