El intercambio comercial cerró en julio con un superávit de US$ 1.537 millones, por encima de los US$ 1.480 millones de saldo positivo registrado en igual mes del año pasado, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec)

En julio, las exportaciones sumaron US$ 7.252 millones, con un crecimiento interanual del 47,1 %; mientras que las importaciones ascendieron a US$ 5.715 millones, con un alza del 65,9%.

El incremento en la facturación de las exportaciones se dio en el marco de aumento generalizado de los precios de todos los productos, en el caso de Combustible y energía el incremento fue del 128% interanual, pero con un comportamiento dispar en cuanto a las cantidades vendidas.

Así la facturación de US$ 2.375 millones por la venta al exterior de los productos primarios aumentó 54% como producto de una combinación de 15% más de cantidades vendidas, pero con precios 32% por sobre los de julio del año pasado,

En cambio, en las Manufacturas de Origen Agropecuario (MOA), la suba fue del 29,7% en la facturación, unos US$ 2.625, reflejó precios 34,8% más elevados, pero con una caída del 4,8% en las cantidades, debido a los problemas de embarques surgidos por la bajante del Rio Paraná.

En cuanto a las Manufacturas de Origen Industrial (MOI) cuyo crecimiento en la facturación alcanzó al 78,7% para sumar US$ 1.896, combinó una suba del 21,7% en los valores pero del 45,2% en las cantidades, principalmente automotores.

Por último, la venta al exterior de Combustibles y energía ascendió a US$ 356 millones, con una caída del 48,2% en las cantidades, pero con precios que subieron 128%.

En julio, el comercio con el Mercosur representó 16,5% de las exportaciones y 25,2% de las importaciones totales.

El intercambio con este bloque arrojó un saldo negativo de US$ 245 millones, pese a que las exportaciones alcanzaron US$ 1.193 millones y fueron 62,8% superiores a las de julio de 2020, debido a una suba principalmente en las ventas de MOI.

El 79,3% de las exportaciones al bloque fueron a Brasil; 10,4%, a Uruguay; 9,5%, a Paraguay; y 0,8%, a Venezuela.

En segundo lugar, se ubicó el comercio con la Unión Europea que representó 16,7% de las ventas y el 15,2% de las compras.

El intercambio comercial con la UE arrojó un saldo positivo de US$ 340 millones. Las exportaciones totalizaron US$ 1.211 millones, frente a compras por US$ 871 millones. .

En los siete meses de 2021, el saldo de la balanza comercial fue superavitario de US$ 8.310 millones, por debajo de los US$ 9.739 millones de enero-julio del 2020.

Sin embargo, si en este período se hubiesen registrado los mismos precios que en 2020, el saldo comercial habría tenido un superávit de solo US$ 3.436 millones.

Bajo este supuesto, y debido a que el Índice de precios de las exportaciones tuvo una suba de mayor magnitud, 24,3%, que el Índice de precios de las importaciones, 11,1%, el país registró una ganancia en los términos del intercambio US$ de 4.041 millones. (Télam)