El índice de pobreza llegó al 42% al término del segundo semestre del 2020, 6,5 puntos porcentuales por encima del 35,5% de igual período de 2019, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec)

Además, el Índice de Indigencia, entendido esto como aquellos cuyos ingresos no alcanzan para comprar el mínimo de comida para la subsistencia, se ubicó en el 10,5%, contra el 8% del semestre julio-diciembre de 2019.

Al cierre del primer semestre de 2020, el índice de pobreza se ubicó en 40,9%, lo que significó un incremento de 5,5 puntos porcentuales respecto al 35,4% de igual período de 2019.

En tanto, el Índice de Indigencia ascendió al 10,5% al término del primer semestre, contra el 7,7% de enero-junio del año pasado.

De esta forma, en la comparación interanual al cierre del segundo semestre de 2020 la cantidad de personas bajo la línea de pobreza creció 6,5 puntos porcentual, mientras que las personas bajo la línea de indigencia subieron 2,5 puntos porcentual.

En tanto, con respecto al primer semestre de 2020, se registró un aumento de la pobreza (+1,1 p.p.), en tanto la indigencia se mantuvo en el mismo valor para el conjunto de la población cubierta por la encuesta.

Este resultado se produjo en un contexto en el que el Producto Bruto Interno (PBI) cayó 9,9% en 2020, a causa de las restricciones que se aplicaron para evitar la propagación del Covid 19, al tiempo que la inflación fue de 36,1%.

Si se toma una población estimada en 45,8 millones de habitantes, al cierre de 2020 los nuevos porcentajes informados implican que 19,2 millones son pobres, y entre ellos, 4,5 millones son indigentes.

Entre los niños recién nacidos y los de hasta 14 años, el Índice de Pobreza alcanza al 57,7% de ese grupo etario, y llega al 49,2% entre aquellos que tienen entre 15 y 29 años. (Télam)