El Gobierno comenzó a sondear a sindicalistas y empresarios con el objetivo de alcanzar un acuerdo de precios y salarios, destinado a contener el alza de la inflación, que se viene acelerando en las últimas semanas. Según trascendió, los detalles de este acuerdo serán analizados este miércoles en una reunión de Gabinete económico, para luego profundizar las tratativas con las centrales obreras y las cámaras empresariales, para en algún momento de febrero hacer el anuncio oficial de la iniciativa, si es que prospera. La aceleración de la inflación de las últimas semanas, sobre todo en alimentos de la canasta básica, desató la preocupación de la Casa Rosada y de los gremialistas, que no quieren que los acuerdos salariales que firmaron se licúen antes de lo previsto. Se espera, que de acuerdo a la marcha de la suba de precios y las estimaciones oficiales, el Gobierno defina una cifra en la que deberían fijarse los aumentos salariales y la inflación de este año, para lo cual se estaría hablando en torno al 30% (el Presupuesto 2021 estima 29% de inflación). No obstante, los sindicalistas ya advirtieron en privado al Gobierno, y lo harán luego en público cuando sean consultados por la prensa, que no aceptarán techos ni pisos para la discusión paritaria y se regirán en sus reclamos por el alza del costo de vida que se esté experimentando. La idea del Gobierno de presentar de manera oficial este acuerdo para el mes próximo obedece a que en marzo se retomarán gran parte de las paritarias. Este lunes, el Gobierno anunció un acuerdo para vender con hasta 30% de descuento diez cortes de carne, luego de la fuerte suba del precio de este producto, pero consciente de que medidas como estas no serán suficientes para contener la inflación, apostaría ahora a un acuerdo con sindicatos y empresas para tratar de mantener a raya el costo de vida. SPC/JC/OM NA