El Gobierno de La Rioja implementará un sistema de compras con control de precios y calidad a aquellos comercios que venden a beneficiarios de la Tarjeta Social y otros programas alimentarios, que en conjunto alcanzan prestaciones por más de $100 millones mensuales en la provincia.

La medida se implementará a través del Ministerio de Desarrollo, Igualdad e Integración Social, y el Ministerio de Trabajo, Empleo e Industria, para "proteger el poder de compra de estos programas, que benefician a los riojanos en situación de emergencia económica y social", se informó oficialmente.

Las distintas dependencias de los ministerios vigilarán en conjunto los precios de aquellos alimentos que los comerciantes suben en las fechas de acreditación de las tarjetas, y se promoverá difundir ofertas y propuestas para que el monto acreditado a los beneficiarios rinda tanto en precio como en calidad.

La ministra de Desarrollo, Gabriela Pedrali, dijo al respecto que “habrá reuniones con comerciantes para informarles los objetivos del sistema, y se hará hincapié en difundir las ofertas para la orientación de los beneficiarias y cuáles son los comercios donde pueden adquirir productos a mejor precio y calidad”.

El ministro de Trabajo e Industria Federico Bazán explicó que “el Estado provincial tiene la decisión política de priorizar los comercios locales para la adhesión de los programas alimentarios con el objetivo de fomentar el consumo local, que genera trabajo, y les pido a los comerciantes tener empatía y solidaridad”.

“Este viernes comenzaremos con los controles de precios, en coincidencia con la acreditación de los fondos a la Tarjeta Alimentar. Buscaremos distintas herramientas para potenciar los comercios con una buena administración del rubro alimenticio y dar mayor visibilidad a los que respetan los precios”, resaltó.

“El objetivo final es que dentro del gran esfuerzo que hacen los estados nacional y provincial, que significan una inyección de más de 100 millones de pesos mensuales al circuito económico para compra de alimentos, sea aprovechada eficientemente, en términos de costo y de poder potenciar la mayor cantidad de alimentos saludables”, dijo Bazán.



(Télam)