El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, aseguró hoy que el Gobierno nacional mantendrá "el tiempo que sea necesario" la ayuda a empresas y trabajadores afectados por la caída de actividad por la pandemia de coronavirus, al analizar en el gabinete económico la evolución del Programa de Recuperación Productiva II.

Así lo expresó Moroni al término del encuentro que encabezó esta tarde el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, con los integrantes del gabinete económico, en la Casa Rosada.

"Las herramientas de asistencia van a continuar y se irán adaptando al desarrollo de la actividad económica" afirmó Moroni a la prensa tras la reunión, en la que se evaluaron las inscripciones al Repro II para los salarios de febrero, que podrán alcanzar a unas 10.000 empresas y 292.000 trabajadores.

El ministro aseguró que "se está analizando cómo continua este programa".

"Mes a mes vamos a ir ajustando, pero en la medida que la pandemia continúe y requiera que el Estado asista a determinados sectores, ésta va a ser la herramienta" a implementar, sostuvo.

"La ayuda se va a mantener el tiempo que sea necesario", aseveró en ese sentido el jefe de la cartera laboral, al asegurar que "hay apoyo de todo el gabinete para seguir financiando este programa".

Sobre el diálogo que el Gobierno mantiene con distintos sectores de la producción y el trabajo para lograr un esquema de precios y salarios acorde a la pauta inflacionaria del 29%, Moroni dijo que se está "trabajando la puja sectorial, tratando en estas mesas convocadas regularmente para ir canalizando y llevando las expectativas a lo que entendemos va a ser el movimiento de las variables".

"Hoy estamos viendo en el Ministerio de Trabajo que las discusiones paritarias están todas en línea con lo que estamos proyectando dentro del Presupuesto, con ajuste anuales del 29 y hasta el 31 y 32 por ciento, porque el objetivo es que los salarios se encuentren por unos puntos encima de la inflación", dijo el ministro.

Al respecto, Moroni reiteró que en todo caso se está analizando "alguna posibilidad de revisión hacia fin de año si este objetivo no se cumplió, y ver cómo hacer mediante los mecanismos paritarios para lograrlo".

No obstante, el funcionario consideró que "la inflación proyectada en el Presupuesto es cumplible y lo se quiere es explicar a los actores sociales y comprometerlos en este método del diálogo."

El gabinete también analizó el decreto del régimen de exención de retenciones a las exportaciones incrementales de la industria automotriz y el envío del proyecto de Ley de Promoción Inversiones para ese sector y su cadena de valor.

La política automotriz busca generar mayor contenido nacional en la producción con trabajo argentino y mayor orientación exportadora, en un sector que genera 130 mil empleos privados formales y que implica el siete por ciento del producto bruto industrial.

En esta línea se enmarca la ley de Economía del Conocimiento que establece beneficios fiscales, sobre todo para pequeñas y medianas empresas exportadoras de tecnología que en Argentina es el tercer complejo exportador, con un volumen estimado de U$S 6.000 millones al año.

La actividad del software genera en la Argentina más de 125 mil empleos y el objetivo del Gobierno es que en 10 años el sector de Economía del Conocimiento emplee a 500 mil personas de todo el país trabajando.

Con respecto a la construcción, el eje está centrado en aumentar la producción, la productividad y el empleo, con el objetivo de acompañar el proceso de crecimiento económico en el marco de la salida de la pandemia.

Del encuentro participaron la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca; los ministros de Economía, Martín Guzmán; de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; y de Trabajo, Claudio Moroni.

También estuvieron presentes la titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Mercedes Marcó del Pont; y el presidente del Banco Central, Miguel Pesce. (Télam)