El Gobierno británico junto al Banco de Inglaterra (BoE), anunciaron hoy que evaluarán la creación de una versión digital de la libra esterlina como una forma de mejorar el sistema de pagos y reducir los riesgos financieros.

Sería una nueva especie de dinero digital (CBDC, por su sigla en inglés) emitido por el Banco de Inglaterra, destinado a los hogares y las empresas que coexistiría con el efectivo y los depósitos bancarios, en lugar de sustituirlos.

Con la disminución en el uso de efectivo y el aumento de la prominencia de las criptomonedas como el bitcoin, ha habido un mayor interés entre los formuladores de políticas sobre la viabilidad de las monedas digitales de los bancos centrales.

"Estamos lanzando un nuevo grupo de trabajo entre el Tesoro y el Banco de Inglaterra para coordinar las tareas exploratorias sobre una posible moneda digital del Banco central", dijo el ministro de Hacienda británico, Rishi Sunak en una conferencia de la industria financiera.

Sunak dijo que quería que la "City" estuviera a la vanguardia de la innovación y aprovechara la libertad regulatoria después del Brexit ya que no se impusieron disposiciones especiales para el sector de servicios financieros en el acuerdo celebrado entre Londres y Bruselas a fines del año pasado.

Según el ministro, la propuesta mejoraría la ventaja competitiva del Reino Unido en el desarrollo de los servicios financieros basados en innovación tecnológica (fintech).

“Nuestra visión es un sector de servicios financieros más abierto, más ecológico y tecnológicamente más avanzado”, subrayó el funcionario británico.

"El Reino Unido ya es conocido por estar a la vanguardia de la innovación, pero tenemos que ir más allá. Los pasos que describí hoy, para impulsar el crecimiento de las fintechs, ampliar los límites de las finanzas digitales y hacer que nuestros mercados financieros sean más eficientes, nos impulsarán hacia adelante", resaltó.

Dijo que si el Reino Unido puede capturar el extraordinario potencial de la tecnología, consolidará su posición como el centro financiero preeminente del mundo".

En un comunicado, el BoE, indicó que el grupo de trabajo estará copresidido por el vicegobernador de estabilidad financiera del Banco de Inglaterra, Jon Cunliffe, y la directora general de servicios financieros del Tesoro, Katharine Braddick.

El Banco de Inglaterra también anunció la creación de un foro de participación de la CBDC para involucrar a las partes interesadas y recopilar información estratégica sobre todos los aspectos no tecnológicos de la moneda digital.

Los miembros procederán de instituciones financieras, grupos de la sociedad civil, comerciantes, usuarios comerciales y consumidores.

También habrá un foro de tecnología que tendrá un papel importante para ayudar al Banco a comprender los desafíos tecnológicos de diseñar, implementar y operar una moneda digital.

Los miembros serán invitados por el Banco y provienen de una variedad de instituciones financieras, academias, fintechs, proveedores de infraestructura y firmas de tecnología. (Télam)