El presidente Alberto Fernández afirmó hoy que el Fondo Monetario Internacional (FMI) "debe revisar su propio accionar y debe ayudarnos en ese sentido" a la vez que condenó "la inconsciencia de quienes gobernaban" durante la gestión de Mauricio Macri, cuando se tomó el préstamo de 45.000 millones de dólares con el organismo internacional.

"La gira por Europa fue una gira muy necesaria para reafirmar la posición argentina en las negociaciones con el Fondo Monetario", destacó el mandatario en declaraciones formuladas esta mañana a Radio 10.

El jefe de Estado explicó que “los presidentes de esos países (en alusión a los que visitó en su gira europea) tienen directores en el Fondo que votan, y, a la hora de tener que votar las propuestas que hace la Argentina, es necesario contar con esos votos”.

“Fuimos a contarles -continuó- nuestra situación, nuestra idea de cómo encarar una solución al problema de la deuda, que es una de las herencias más feas que recibimos”.

Fernández también destacó el encuentro que mantuvo con la directora ejecutiva del FMI, Kristalina Georgieva, al indicar que “ella expresó su decisión de analizar la sobretasa que paga la Argentina y ver cómo en el futuro podrían alargarse los plazos de pago”.

El Presidente explicó que "todos los países tienen un cupo de crédito” con el FMI y afirmó que “la Argentina se excedió en un 170% de este cupo en la época de (Mauricio) Macri, lo que nos obliga, en vez de pagar una tasa del 1,5%, a pagar una tasa del 3%, lo que es un dineral en 45 mil millones de dólares”.

En este sentido, dijo que el planteo del Gobierno argentino es “considerar la inconsciencia de quienes nos gobernaban pero también que hubo una inconsciencia del Fondo, al prestarle a alguien que no iba a poder pagar”.

Fernández recordó que le advirtió en dos oportunidades al FMI sobre esta situación cuando era candidato “pero, sin embargo, lo hicieron igual".

"Yo creo que ahí el Fondo debe revisar su propio accionar”, insistió.

El Presidente explicó que, cuando hacía estos planteos, desde el Fondo le respondían que “Portugal había vivido lo mismo y había pagado la sobretasa", pero -relató Fernández- "el primer ministro de Portugal me dijo que su país ya lo vivió y nadie merece vivir lo mismo”.

El Presidente destacó que "la gira por Europa -que realizó la semana pasada- fue muy necesaria para reafirmar la posición argentina en las negociaciones con el Fondo Monetario".

El jefe de Estado explicó que "los presidentes de esos países (Portugal, España, Francia e Italia) tienen directores en el Fondo que votan", y puntualizó que "a la hora de tener que votar las propuestas que hace la Argentina, es muy necesario contar con esos votos, que son muy importantes porque son europeos y tienen mucho peso dentro del FMI".

"Fuimos a contarles nuestra situación, nuestra idea de cómo encarar una solución al problema de la deuda, que es una de las herencias más feas que recibimos", señaló Fernández, quien remarcó que "la respuesta que recibimos fue de acompañamiento de todos los líderes europeos, de comprensión y de compromiso con nosotros".

En línea con lo que dijo Fernández, el presidente francés Emmanuel Macron manifestó su deseo de que "la Argentina llegue a un acuerdo para reestablecer el programa económico de su país".

"Sé de sus esfuerzos. Francia está de su lado", afirmó Macron.

En tanto, António Costa apoyó explícitamente el pedido argentino de eliminar las sobretasas que paga la Argentina al FMI, el presidente italiano, Mario Draghi, también respaldó al país, y se mostró de acuerdo con Fernández sobre la propuesta de bajar los intereses, lo que es "un objeto de discusión" con el FMI.

La gira del Presidente por Europa dejó un panorama claro de que el Gobierno buscará avanzar en un rápido acuerdo con el FMI, lo que posibilitaría que la Argentina logre su objetivo de no pagar los fuertes vencimientos de capital con el organismo y con el Club de París en 2021 y, al mismo tiempo, cuidar las reservas o utilizarlas para afrontar la emergencia causada por la pandemia.

La Argentina afronta con el Fondo durante 2021 un vencimiento de US$ 3.800 millones en concepto de capital, a pagarse a partir de septiembre. (Télam)